• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Fieles oraron por la beatificación de José Gregorio

El cardenal Jorge Urosa ofició la eucaristía de las 12:00 pm | Foto: William Dumont/El Nacional

El cardenal Jorge Urosa ofició la eucaristía de las 12:00 pm | Foto: William Dumont/El Nacional

Durante una misa por la beatificación del médico venezolano Urosa Savino rechazó el recrudecimiento de la violencia en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un ambiente de fervor y de alegría cautivó la iglesia Nuestra Señora de La Candelaria en Caracas, donde se celebraron ayer los 150 años del natalicio de José Gregorio Hernández.

La jornada fue extensa y variopinta. Del lado izquierdo de la plaza, un grupo entonaba canciones de reguetón en honor al “Venerable” y se realizaba el registro de personas en la Misión José Gregorio Hernández. Mientras al otro costado, personas hacían una fila que serpenteaba por gran parte de la plaza, con el deseo de rendir una ofrenda en la capilla en la que reposan los restos del médico.

En medio de la plaza, un grupo de cultores pintaba el rostro de Hernández en lienzos. Algunos delineaban su figura de paltó y sombrero, con la bata blanca o de muchos colores.

La iglesia estuvo repleta con miles de feligreses. El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, ofició la misa con el calor del mediodía. Recordó que no se trataba de un acto para honrar a Hernández, sino para orar por su beatificación.

“Lo consideramos un hombre virtuoso, de viva fe católica, lleno de amor a Dios y al prójimo. Sin embargo, todavía no se le puede dar culto público como a la Virgen María, a San José, a San Judas Tadeo o a San Pedro”.

La causa para convertirlo en santo se inició hace 65 años, pero hasta los momentos no ha habido declaración oficial de la Iglesia, dijo Urosa Savino. "Hace falta que se compruebe que Dios haya realizado un auténtico milagro por intercesión de José Gregorio. No bastan nuestros deseos y cartas al papa”.

El arzobispo invitó a los miles de fieles a seguir el ejemplo de humildad de Hernández, por lo que a la vez rechazó la generalización del robo en el país y la corrupción.

Recordó que Hernández se dedicó a salvar vidas y que, por el contrario, el país vive un recrudecimiento de la violencia. "Rechazamos todos los asesinatos, de todas las personas, no importa cuál sea su condición o su afiliación política”, afirmó.

La celebración por su nacimiento se vivió en todas las iglesias del país, donde se oró al final de cada misa por su beatificación. En Isnotú se hicieron dos caminatas de feligreses. Una partió de La Floresta, en Valera, y la otra de Las Trincheras de Betijoque. Ambas arribaron a su tierra natal, lugar que el fin de semana se convirtió en centro de religiosidad.


Vecinos piden restaurar su casa natal en La Pastora

Vecinos de La Pastora exigieron a la Fundación para la Protección y Defensa del Patrimonio Cultural de Caracas la restauración de la casa de José Gregorio Hernández, entre las esquinas de Desbarrancados a San Andrés.

El coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, Carlos Julio Rojas, denunció el estado deplorable en el que se encuentra la casa de Hernández y señaló que en la actualidad la estructura es un estacionamiento y taller mecánico.

Añadió que la esquina de Amadores, donde el médico perdió la vida en 1919, se encuentra descuidada y llena de basura.

“Esa esquina tiene que ser ejemplo de limpieza y de orden para que los millones de fieles de José Gregorio podamos ir a rendirle culto. Hay problemas de alumbrado y de inseguridad”, advirtió Rojas.

Los habitantes de la parroquia también propusieron la creación de una ruta histórica, para que los venezolanos y turistas puedan visitar sitios referenciales del “Venerable”, como sus restos en la iglesia de La Candelaria, su casa en La Pastora y la esquina donde fue atropellado.