• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Retraso en obras agrava el déficit de agua en Caracas

Vecinos reportan que aún no se ha regularizado el suministro |Foto vía: cumbresdecurumo.comunicas.org

Retraso en obras agrava déficit de agua en Caracas |Foto vía: cumbresdecurumo.comunicas.org

El sistema Tuy IV debía estar listo en 2005. En la Memoria y Cuenta de 2013 del Ministerio del Ambiente se dice que la obra lleva 31% de ejecución

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las obras añejadas desde hace más de 3 décadas y que debían estar listas hace al menos 10 años hacen más falta que nunca. El agua escasea en Caracas y quizás la sequía en el embalse Lagartijo no sea la única causa, como esta semana argumentó el ministro del Ambiente, Miguel Rodríguez, para iniciar un plan de racionamiento en la capital.

La finalización del viejo proyecto del sistema Tuy IV ha sido una promesa recurrente. Está compuesto por tres partes: una presa sobre el río Cuira, una estación de bombeo y 72 kilómetros de tubería que conectarían con la planta de Caujarito, en Charallave, donde se empalma con el sistema Tuy III.

En junio de 2012 y luego en mayo de 2013 el entonces ministro del Ambiente, Alejandro Hitcher, había anunciado la entrada en funcionamiento del sistema que aportaría 21.000 litros de agua por segundo al área metropolitana de Caracas y permitiría disponer del embalse Camatagua para abastecer a los Valles del Tuy y para riegos agrícolas. Sin embargo, la más reciente Memoria y Cuenta del Ministerio del Ambiente señala que el monto aprobado para el desarrollo del Tuy IV fue de 3.175.015.710 bolívares y que el plan tiene un avance de 31%.

Vulnerables. Abraham Salcedo, jefe del departamento de Ingeniería Hidrometeorológica de la Universidad Central de Venezuela, indica que los embalses están hechos para resistir períodos de sequía continuos (temporadas secas, muy seca y temporadas lluviosa no muy lluviosa). “Sin embargo, el sistema es tan vulnerable que no soporta ni un año de seco”, advierte.

En este momento el déficit de agua en la Gran Caracas es de 2.500 litros por segundo, según el ministro Rodríguez.

Norberto Bausson, ex vicepresidente de Hidrocapital, considera que el problema con el líquido se debe al atraso de las obras, a no tener un plan de macro y micro medición y a una mala operación de los embalses.

La directora de la Escuela de Ingeniería Hidráulica de la UCV, Yuri Medina, coincide con Bausson: “Si hubiese un manejo adecuado de la operación de los embalses no deberían llegar a niveles críticos. Tenemos un problema de distribución y un porcentaje considerable de fugas en Caracas y eso obedece a fallas en el mantenimiento de las redes”.

Fuera de servicio. El recién anunciado Plan de Abastecimiento de Agua, con el que se raciona el servicio por sectores, se activó por el nivel crítico del embalse Lagartijo, que está por debajo de la cota 158. “Si tenemos un invierno normal el embalse recuperará solo 50% de su capacidad, por lo que probablemente vamos a tener que seguir racionando en el próximo verano”, dice Bausson.

Lagartijo es una de las tres fuentes de agua del Acueducto Metropolitano, junto con Camatagua y Taguaza. Los embalses de La Mariposa y La Pereza actúan como los grandes tanques de la ciudad que la abastecen en caso de una falla eléctrica.

Según Bausson, el vaciado de Lagartijo ocurrió porque los sistemas a los que alimenta (Tuy I y Tuy II, junto con Taguaza) requieren más agua de la que él produce. Esto explica las fallas previas al plan de racionamiento que se presentaron en zonas de los municipios Sucre y Chacao.

El embalse de Macarao, que debería aportar agua para el sistema Tuy III, es otra deuda del sistema hidráulico de la región capital. Nunca entró en funcionamiento.

“También había un campo de pozos profundos que daba unos 500 litros por segundo a los puntos neurálgicos de la ciudad como hospitales, escuelas y otros sitios. Ese campo se dejó fuera de servicio”, recuerda Bausson.

Así, la ciudad va perdiendo recursos hídricos mientras ve su población aumentar. En los últimos 30 años el área metropolitana ha crecido en 600.000 habitantes, aproximadamente. Entre 2011 y 2012 el Ministerio de Vivienda construyó 8.470 viviendas solo en el Distrito Capital y no se realizaron ampliaciones de las redes de distribución.

En duda la calidad

Expertos alertan sobre los niveles de contaminación de los embalses. El ingeniero Germán Benedetti asegura que las aguas cloacales que llegan al lago de Valencia se trasvasan desde la laguna de Taiguaguai, en el estado Aragua, y llegan a través del río Guárico al embalse de Camatagua, principal abastecedor de agua dulce de Caracas.

Norberto Bausson advierte sobre las plantas de tratamiento: “Están en tan malas condiciones que ni siquiera pueden ser visitadas”. Para Bausson, no solamente hay que lograr que el agua salga potable de la planta, sino que llegue potable a la casa del vecino.