• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Restricción del boletín epidemiológico retrasará respuesta ante epidemias

El ministerio reconoce 36.000 casos de chikungunya, pero los especialistas aseguran que son más de 2 millones | Foto Archivo El Nacional

El ministerio reconoce 36.000 casos de chikungunya, pero los especialistas aseguran que son más de 2 millones | Foto Archivo El Nacional

El ministro Henry Ventura ofrecerá datos en ruedas de prensa semanales. Expertos consideran insuficiente la información que pueda proporcionarse con este método

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Boletín Epidemiológico, en el que el Ministerio de Salud publica datos y cifras de 72 enfermedades de notificación obligatoria, dejó de difundirse desde la semana 44 —del 26 de octubre al 1° de noviembre de 2014—, sin dar mayores explicaciones.

El ministro Henry Ventura dijo el 24 de abril que el informe “no va a salir más nunca”, y que ahora sería comunicado en una rueda de prensa presidida por él todos los viernes. Desde entonces han transcurrido cinco semanas y aún no se ha dado el primer reporte.

Francisco Hernández, viceministro de Hospitales, justificó la medida en una rueda de prensa en el Hospital de Niños J. M. de los Ríos. Según el funcionario, no tiene sentido publicar una información “que la gente a veces no sabe cómo interpretar”. Venezuela fue pionera en la generación y difusión de información epidemiológica semanal. El primer boletín de esa clase fue creado por el doctor Darío Curiel Sánchez, cuando se fundó la División de Epidemiología y Estadística Vital, en 1938.

“El boletín semanal sirve para ver qué enfermedades están en epidemia, si hay brotes o si están controladas. Además, permite comparar el estado actual con el del año anterior y pone en alerta a los médicos y a la población de la zona en la que se presentan los casos reportados”, explicó la infectóloga Ana Carvajal.

El informe presenta un resumen de 72 enfermedades y condiciones entre las que se cuentan dengue, fiebre amarilla, malaria, e índices de mortalidad infantil y materna. De la fiebre chikungunya, que fue declarada de notificación obligatoria el 6 de octubre de 2014, nunca se presentaron cifras oficiales en el boletín. “La información en una rueda de prensa es muy escueta. No hay detalles. No se sabe de cuántas unidades epidemiológicas se está informando. No se puede saber la validez de esa información. Estás censurando la información epidemiológica a la cual tenemos derecho los médicos y las personas”, señaló Carvajal.

Opacidad. Sin los datos específicos de los padecimientos que afectan a determinadas zonas del país es más complicado dar respuestas. “Si no se tiene información, no se puede tomar ninguna acción. Lo más lamentable puede ser que suspendan el boletín bajo la situación actual. Es algo inconcebible. No hay ninguna información para acciones concretas. No puede ser que todo sea un secreto de Estado”, criticó Oswaldo Godoy, exdirector de Epidemiología del Ministerio de Salud.

El Boletín Integral de Salud Ambiental también está suspendido desde mayo del año pasado. El último número publicado fue el correspondiente a la semana 22. El Anuario de Mortalidad tiene 3 años de retraso; desde 2011 se desconocen las principales causas de muerte en Venezuela. “La magnitud de la epidemia de chikungunya del año pasado se intentó disminuir. No pudimos evaluar la magnitud real del problema y el impacto sobre la población. El ministerio reconoce 36.000 casos, pero en la Sociedad Venezolana de Salud Pública calculamos que fueron al menos 2.200.000”, afirmó José Félix Oletta, exministro de Sanidad.

Las cifras de malaria de este año ascienden a los 48.437 casos, versus los 30.802 del año pasado para la misma fecha, según el último Boletín Integral de Salud Ambiental que se filtró hace una semana. “Todo esto es contrario a derecho, es una involución. Un grave error. Es muy importante que la gente esté al tanto, porque ¿cómo participa en la corresponsabilidad de cuidar la salud para prevenir y controlar situaciones endémicas y epidémicas si no sabe lo que está pasando?”, se pregunta Oletta.

Los expertos advierten que aunque la información no esté al alcance de todos, las epidemias no se detendrán. Al contrario, las respuestas serán tardías.


Reincidencia
La publicación del Boletín Epidemiológico se ha interrumpido en tres ocasiones anteriores, todas durante el gobierno del presidente Hugo Chávez: entre 2007 y 2008 se frenó la difusión del informe, cuando la Dirección de Epidemiología estaba encabezada por Luis Montiel. En 2009, en medio de la epidemia de influenza AH1N1, también se interrumpió y la entonces Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, pidió ante la Asamblea Nacional que se restituyera la publicación del Boletín Epidemiológico en el portal del Ministerio de Salud, ya que generaba “desinformación acerca de los indicadores básicos del estado sanitario de la población venezolana”. Carlos Walter, de la Red Defendamos la Epidemiología, indicó que harán uso de un recurso ante la Defensoría y que estudiarán acciones nacionales por considerar que se viola el derecho al ejercicio de los médicos y el derecho a la salud de los venezolanos.