• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Reforma a la ley de la lactancia debe basarse en la promoción

Madre amamantando a su hijo | AFP

Madre amamantando a su hijo | AFP

Expertos señalan que la prohibición de los sustitutos de la leche materna y los teteros incrementará el rechazo a métodos naturales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hay que prohibir, hay que educar. Promotores de la lactancia materna en el país rechazaron la propuesta de prohibir los teteros y chupones a través de la reforma de la Ley de Protección, Promoción y Apoyo a la Lactancia Materna, anunciada el jueves pasado por la diputada del Partido Socialista Unido de Venezuela, Odalis Monzón.

 Ignacio De Abasolo, promotor en lactancia materna certificado y fundador de Lactivistas, cree que es un error hablar de prohibiciones cuando en realidad se desea promover la actividad.

“Hay una falla del Estado en su obligación de promover la lactancia que ya está establecida en el artículo 3 de la ley. No hay cuñas, propagandas, ni menciones a los centros de lactancia que existen. Tampoco se forma al personal médico como consejeros certificados que puedan asistir a la madre”, señaló.

Los datos más recientes divulgados por el Instituto Nacional de Nutrición, indican que para 2008 solo 27,8% de los bebés venezolanos eran amamantados en los primeros seis meses de vida. 50,2% fue amamantado por sus madres de forma parcial.

De Abasolo destacó que la madre tiene derecho de amamantar a su hijo. Aseguró que la mayoría no lo hace por desconocimiento. Por ello, el grupo apuesta a que las parturientas decidan dar pecho a sus bebés o no.

“Una madre escoge el tetero por desconocimiento. La lactancia requiere de un tiempo y hay que buscar que las leyes puedan proteger a la mujer”, agregó.

La diputada Dinorah Figuera, médico y ex presidente de la Comisión de Familia de la Asamblea Nacional; señaló que los cambios, que se discutirían en la sesión del martes 18 de junio, deberían basarse en la promoción del acto de la lactancia y no en prohibiciones. También señaló que hace falta el reglamento de la ley promulgada en 2007.

Figuera considera que el acto de amamantar puede afectar el derecho al trabajo de las mujeres. Recomendó que el texto sea objeto de debate por parte de todos los sectores.

“Debe ser una ley que promueva, no que prohíba; que estimule y ampare a las madres. Debe ser una ley para que se cumpla. Si hay artículos que tienen que ver con la seguridad social, los implicados deben participar en la discusión”, dijo.

El pediatra y neonatólogo Rafael Godoy también abogó por la educación y la promoción positiva de la lactancia. “Las medidas drásticas no tienen resultado. Debe haber campañas de promoción y prevención. Hay un estudio de la Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela que demuestra que 90% de las mujeres no le dan pecho a sus bebés después de los seis meses, y para cambiar eso hace falta educación”, agregó.

El Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna de la Organización Mundial de la Salud establece prohibiciones dirigidas a la promoción de leches maternizadas y productos similares para privilegiar la lactancia, y permite la venta de los productos únicamente bajo vigilancia.

El código no prohíbe, pero sí hace recomendaciones para evitar el uso de fórmulas, biberones y tetinas, especialmente antes de los seis meses de edad, porque pudieran crear confusión en el niño.