• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Rector de la ULA invita a trabajar uniendo esfuerzos contra la violencia

Universidad de Los Andes / Leonardo León

Universidad de Los Andes / Leonardo León

La máxima autoridad de la ULA, Mario Bonucci Rossini recordó que las universidades autónomas nacionales comienzan el año fortalecidas por las luchas ganadas durante 2013, en donde quedó demostrado que la firmeza y la unión de los universitarios es la clave para avanzar en el fortalecimiento de las instituciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego del reinicio de actividades en la Universidad de Los Andes, el rector Mario Bonucci Rossini, dio la bienvenida a toda la comunidad universitaria deseándoles un año cargado de “salud y cosas buenas”. De la misma manera insistió en unir esfuerzos para luchar contra la violencia, así como de “mucho ánimo para enfrentar los obstáculos que muy probablemente aparecerán en el camino y sólo unidos lograremos superar”.

Bonucci insistió en la necesidad del diálogo y la reconciliación entre los venezolanos, en particular ante los hechos violentos que han sacudido recientemente al país. “Venezuela vive una situación en donde la violencia cobra vidas sin titubeo, este panorama exige que nos unamos todos, sin distingo de ningún tipo, para enfocar todo el esfuerzo en vencer ese terrible flagelo que está dejando sin piernas nuestro futuro”, expresó.

La máxima autoridad de la ULA recordó que las universidades autónomas nacionales comienzan el año fortalecidas por las luchas ganadas durante 2013, en donde quedó demostrado que la firmeza y la unión de los universitarios es la clave para avanzar en el fortalecimiento de las instituciones, sin embargo, alertó sobre la difícil situación económica que desde hace varios años se ha arrastrado y que con el paso del tiempo se ha ido agudizando.

Finalmente invitó a los universitarios a dar el ejemplo y que el diálogo inicie entre los factores que hacen vida en la institución, “que la única división que exista sea entre violentos y no violentos” dijo, acotando que el diálogo debe convertirse en acciones concretas, pues de lo contrario no será más que palabras.