• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Rechazan suspensión de clases por elecciones internas del PSUV

En la mayoría de los colegios de Caracas los cupos se agotaron en enero | Omar Véliz  - Archivo

Las instituciones educativas que fueron seleccionadas se verían afectadas desde el 18 hasta el 21 de noviembre | Foto Archivo-Omar Véliz

María Teresa Curiel, presidenta de la Cámara Venezolana de Educación Privada, denunció que la medida es una violación al derecho a la educación de los niños

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

María Teresa Curiel, presidenta de la Cámara Venezolana de Educación Privada, denunció la suspensión de las actividades escolares en algunos colegios del estado Miranda por la realización de las elecciones internas del Partido Socialista Unido de Venezuela, el domingo 23 de noviembre.

Las instituciones educativas que fueron seleccionadas se verían afectadas desde el próximo martes 18 hasta el viernes 21 de noviembre.

“Representa una violación al derecho a la educación de los niños. Estamos preocupados porque el ministro de Educación aseguró a principios del año escolar que se cumplirían los 200 días de clases, y ya están quitando al menos cuatro”, indicó.

A través de una comunicación, el Consejo Nacional Electoral pidió a algunos colegios su colaboración “para la instalación y constitución de las mesas electorales que se activarán para el proceso de la elección de jefes de círculos de lucha popular (CLP) del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pautadas para el próximo 23 de noviembre del año en curso”.

“Es importante destacar, que el espacio debe estar disponible a partir del día martes 18 de noviembre de 2014, antes del evento electoral, así como la entrega de las llaves del centro a la institución, para la recepción de las máquinas de votación y la toma por parte de los efectivos militares”, agrega el texto.

Curiel indicó que, al recibir la comunicación, los directivos de los colegios llamaron al Ministerio de Educación para aclarar la situación, y la respuesta fue que las instituciones educativas debían cumplir la orden emanada por el CNE.

“Lo lógico es que el Ministerio de Educación mantenga su autonomía, se niegue y diga que se deben cumplir los 200 días de clase, pero lo que hace es decir que la medida es obligante. El problema que tenemos en el país es que todo el mundo manda. Los procedimientos naturales no se cumplen”, agregó.

Sostiene que la medida también representa un descalabro para la planificación de los colegios: “Se está atropellando el cronograma porque los colegios pautan sus actividades del año escolar. Fue sin previo aviso”.

La presidenta de la Cámara Venezolana de Educación Privada recordó que hace aproximadamente dos años se le hizo una propuesta al CNE para que las elecciones de cualquier índole se llevaran a cabo en plazas o en otros sitios, que no implicaran la suspensión de clases.