• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Recaída de pacientes con VIH devela deficiencias en detección

Científicos concluyeron que las pruebas actuales para la detección de pequeños niveles de VIH no son lo suficientemente sensibles | EFE

Científicos concluyeron que las pruebas actuales para la detección de pequeños niveles de VIH no son lo suficientemente sensibles | EFE

Dos hombres de Boston que habían recibido trasplante de médula y parecían curados recayeron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La noticia conocida el mes pasado sobre los llamados "pacientes de Boston" –dos hombres que recibieron trasplantes de médula, que parecían haberlos liberado completamente del virus que causa el sida–, que habían tenido recaídas y debieron regresar al tratamiento antirretroviral, causó un inmediato impacto en la comunidad científica.

"Es un revés para los pacientes, por supuesto, pero un avance para el campo (científico) porque ahora ha ganado mucho más conocimiento", dijo Steven Deeks, especialista en VIH de la University of California, en San Francisco.

Deeks junto a Timothy Henrich habían anunciado en julio la cura de los dos pacientes. Los expertos señalaron que el principal mensaje práctico de esas recaídas es que las pruebas actuales, diseñadas para detectar incluso pequeños niveles de VIH presentes en el cuerpo, simplemente no son lo suficientemente sensibles.

Reservas ocultas. Henrich dijo que el regreso del virus demostraba cuán ingenioso puede ser el VIH para hallar zonas del organismo donde esconderse y evadir los esfuerzos por atacarlo del sistema inmune y de los tratamientos farmacológicos.

"A través de esta investigación hemos descubierto que el reservorio del VIH es más profundo y más duradero de lo que creíamos anteriormente y que nuestros estándares actuales de evaluación del VIH no serían suficientes", señaló.

A comienzos de 2013, ambos pacientes decidieron dejar de tomar la medicación y parecieron continuar sus vidas libres del VIH. Sin embargo, en diciembre se dio a conocer la noticia de que uno de los dos hombres había empezado en agosto a mostrar signos de recurrencia del VIH, mientras que el segundo paciente había recaído en noviembre.

Ambos pacientes están en buen estado de salud y retomaron la terapia antirretroviral, añadió Henrich.