• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Química detrás del amor entre humanos y perros

Los perros tienen la capacidad de reconocer a las personas en que confiar / BBC Mundo

Foto BBC Mundo

Se establecen vínculos complejos de apego y cercanía con las mascotas parecidos al enamoramiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para nadie es un secreto que las mascotas crean un vínculo muy estrecho de cercanía, lealtad y cariño con sus cuidadores. Lo que vale resaltar son los mecanismos que utilizan tanto animales como humanos para manifestar esta cercanía ­la mirada­ y las hormonas involucradas ­como la oxitocina­, que muchas veces generan reacciones químicas similares al enamoramiento o al sentimiento maternal.

Esto fue lo que llamó la atención de Takefumi Kikusui, investigador de la Universidad de Azabu en Japón, quien desarrolló una investigación junto con con otras universidades japonesas, sobre la relación entre los niveles de oxitocina en el organismo y la evolución de los vínculos entre humanos y perros. “La mirada entre dos personas es un mecanismo de comunicación, que no solo ayuda a entender las intenciones o sentimientos de los otros sino que crea conexiones de cercanía”, asegura Kikusui. La oxitocina es una hormona que se presenta en grandes cantidades en los organismos de personas que “mantienen relaciones de pareja, luego de un orgasmo, un parto, o cuando una madre está cerca de su hijo, por lo tanto, fomenta el cariño, la empatía”, explica el médico veterinario de la Universidad de la Salle Carlos Cifuentes.

La hipótesis del estudio señalaba que los canes habrían desarrollado también este mecanismo de comunicación ­a partir de la mirada­ y apego con sus cuidadores, que se reflejaría en sus niveles de oxitocina.

Por eso realizaron experimentos comparativos entre perros y lobos que habían sido criados por humanos, midiendo los niveles de esta hormona (tanto en los animales como en las personas), antes y después de que sus dueños les miraran y estuvieran cerca de ellos alrededor de unos 30 minutos.

El estudio publicado en la revista Science concluye que los lobos no usan la mirada con los seres humanos para crear o establecer una relación. En cambio los perros sí usan la mirada o contacto visual como una manera de conectarse con sus dueños de forma más íntima.