• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Vecinos quemaron símbolos de la represión y la crisis

La quema de Judas en el norte de Caracas fue organizada por estudiantes y vecinos | Foto: Cortesía

La quema de Judas en el norte de Caracas fue organizada por estudiantes y vecinos | Foto: Cortesía

Muñecos con la cara del presidente Maduro ardieron encalles de todo el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La tradicional Quema de Judas, que se efectúa todos los años el Domingo de Resurrección, fue avivada por las protestas que se desarrollan en el país desde hace dos meses. En varias ciudades del país, la sociedad civil personificó en varios monigotes de tela los principales problemas del país, algunos con rostros de los políticos más polémicos, y les encendió fuego en modo de catarsis.

Por las calles Caracas se vieron varios muñecos del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y del ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres. Entre los seguidores del Gobierno, quemaron a Judas con rostros de la diputada María Corina Machado, del gobernador Henrique Capriles y del dirigente opositor Leopoldo López. También hubo quien hizo muñecos del secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, en rechazo al diálogo iniciado con el gobierno. El más popular, sin embargo, fue el del presidente Nicolás Maduro, representado junto a un pajarito, con la bandera cubana en el pecho, con la banda presidencial o con orejas de burro.

A las 7:00 pm, más de 500 personas en la plaza Alfredo Sadel aplaudieron la quema de 10 monigotes, con los rostros de Nicolás Maduro, Luisa Ortega Díaz, Tibisay Lucena, Gladys Gutiérrez, Gabriela Ramírez, Jorge Rodríguez, Diosdado Cabello y Miguel Rodríguez Torres. La avenida principal de Las Mercedes se convirtió en una enorme hoguera que en menos de 10 minutos dejó en cenizas al gabinete y a las cabezas de los poderes públicos que, para los manifestantes, son símbolos de la represión y la crisis.

La impunidad, la corrupción, la delincuencia, la crisis hospitalaria y la inflación también fueron personificadas en muñecos de trapo. En El Cementerio, donde la tradición cumple 73 años, dedicaron la quema a “el Violento”.
Antes de quemarlo, una caravana trasladó un enorme Judas de bigotes desde La Castellana hasta el barrio Pajaritos. Al menos 25 Judas fueron colgados desde el distribuidor de Santa Fe, en la autopista Prados del Este. Los monigotes caían encendidos en la vía, que estuvo cerrada hasta pasadas las 8:30 pm por la presencia de cientos de personas. En Chacao quemaron una figura similar a un efectivo antimotín con fusil y escudo que representaba a las “fuerzas represivas del Gobierno” y en Cumbres de Curumo encendieron una bota militar gigante. Más temprano, en Candelaria, vecinos y  universitarios quemaron un Judas de cuatro cabezas, con los rostros de Maduro, Cabello, Rodríguez Torres y el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez.

Monigotes confiscados
Los actos de la quema de Judas en Chacao y Altamira fueron interrumpidos ayer por hechos violentos. Manifestantes reportaron fuerte represión con perdigones y bombas lacrimógenas en la avenida Francisco de Miranda, a final de la tarde. El paso por el casco de Chacao estuvo obstaculizado por la Policía Nacional Bolivariana.

Vecinos en la plaza Altamira denunciaron que la Guardia Nacional Bolivariana les confiscó siete monigotes para evitar la quema de los Judas de Diosdado Cabello, Luisa Ortega Díaz, Tibisay Lucena y Nicolás Maduro. Los manifestantes lograron prender en fuego a tres muñecos. El último, símbolo de la indiferencia, fue encendido a las 5:00 pm.