• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

¿Puede un paciente esquizofrénico atentar contra la vida de otra persona?

Canserbero/ Twitter

Canserbero/ Twitter

El expresidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, Robert Lespinasse, sostiene que un paciente esquizofrénico que no recibe un seguimiento psicológico adecuado puede reaccionar de forma violenta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cantante de rap, Tyrone González, mejor conocido como Canserbero, se suicidó en Maracay, después de apuñalar a su compañero Carlos Molnar, bajista de la banda Zion TPL.

El artista sufría de esquizofrenia y atravesaba por un severo cuadro depresivo.

El expresidente de la Sociedad Venezolana de Psiquíatra, Robert Lespinasse, indicó que un paciente esquizofrénico que no recibe un seguimiento psicológico adecuado puede reaccionar de forma violenta.

La enfermedad, que ataca a 1% de la población en el mundo, no discrimina condición social. El doctor precisa que aparece en la adolescencia y en la adultez temprana, y si hay antecedentes familiares hay mayor predisposición.

De acuerdo con el experto, las enfermedades mentales se dividen en dos grupos: las neurosis y las psicosis. En el primer caso, el paciente está consciente de la enfermedad y busca ayuda porque se siente mal y tiene conciencia de lo que le sucede. En el segundo grupo, -al que pertenece la psicosis-, la persona no está consciente de lo que padece y piensa que los demás son quienes están mal. Su sintomatología se caracteriza por alucinaciones auditivas o visuales. Las personas oyen voces que los atormentan, les dan órdenes, los persiguen.

"El esquizofrénico tiene delirios de persecución, y ese delirio lo establece con las personas que lo rodean, sus familiares o amigos. En esa paranoia el paciente siente que los demás quieren atentar contra él, quieren hacerle daño y en muchos casos se siente tan acorralado que prefiere acabar con eso que le molesta o considera una amenaza”, explica Lespinasse.

Un esquizofrénico tiene un alto riesgo de hacerse daño, son personas que sufren mucho, que se visten estrafalariamente y que sienten que el mundo está en contra de ellos.

“Cuando ven la televisión, en muchos casos, sienten que los insultan. Desconfían de todo el mundo, creen que los van a envenenar o lastimar”, explicó.

“Tuve un caso en el que un muchacho esquizofrénico que vivía con su familia y que compartía diariamente con ellos, apuñaló a su padre y lo mató, porque sentía que éste quería atacarlo”, agregó.

Las personas que padecen esta enfermedad no pueden ser juzgadas y no se les puede recluir en una cárcel, porque no se encuentran en su sano juicio.

El expresidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría sostiene que un paciente sometido a un tratamiento puede llevar una vida normal.

“Es indispensable que los familiares se involucren con la enfermedad. No se le puede dejar al paciente el manejo del tratamiento, debido a que generalmente no se lo toman o lo botan porque creen que es para envenenarlos. Es imprescindible que alguien se encargue, esa es la garantía para que no haya una recaída”, recalcó el especialista.