• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Publicaron en Internet textos escolares que contienen propaganda gubernamental

Las misiones, programas e ideas que caracterizaron el mandato de Hugo Chávez son citados de forma reiterada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La colección de libros distribuida por el Ministerio de Educación, de uso obligatorio para escolares hasta el bachillerato, destaca la gestión gubernamental de Hugo Chávez a través de propaganda implícita. La colección, cuestionada porque omite hechos de la historia contemporánea, desde hace poco se puede descargar desde la web de ese despacho.
Leonardo Carvajal, miembro de la Asociación Civil Asamblea de Educación, señala que las ideas para promover el chavismo están contenidas en los libros de Ciencias Sociales de primaria. Sin embargo, independientemente del área de conocimiento que se trate, varias secciones de los textos oficiales promueven los programas gubernamentales con ideas intercaladas entre sus planteamientos didácticos.
“Los libros son novedosos en su presentación y pedagogía. Pero el Gobierno no pierde la oportunidad de hacer propaganda. La cantidad de alusiones es excesiva. Algunos ejemplos son aplicados a la realidad social aludiendo a la Misión Vivienda. En uno de los libros estimulan al muchacho a que esté atento a ver si en su comunidad hay un solar deshabitado para que tomen medidas. Invitan a participar en procesos de invasión de los espacios”, aseguró.
A juicio de Carvajal, la introducción de un adolescente en la vigilancia de los terrenos lo preparan para la apropiación de lo ajeno de manera violenta a través de las invasiones.
El texto de Salud de segundo año de bachillerato dice: “El Sistema Público Nacional de Salud contempla la salud no sólo como la ausencia de enfermedades, sino también considera aquellos factores o necesidades sociales que se deben atender para procurar la mayor suma de felicidad a la población; entre ellos están: el diagnóstico para tener una vivienda digna y un hábitat saludable (Comité de Tierras Urbanas), el acceso al agua potable y la disposición adecuada de aguas servidas (Mesas técnicas de agua), educación (Misiones educativas), deporte (Barrio Adentro Deportivo), trabajo (Gran Misión Saber y Trabajo Venezuela), alimentación (Misiones para la seguridad alimentaria), protección y conservación del ambiente, cultura y recreación (Misión Cultura, Corazón Adentro)”.
Carvajal afirma que las referencias bibliográficas de los textos oficiales tienen influencia cubana. Un ejemplo es el libro Historia de cuarto año de bachillerato. De un total de 27 referencias bibliográficas, hay 17 que califica de contenido marxista. “Dos terceras partes de los libros que sirvieron de base son cubanos, hay muchos libros de contenido marxista. En bachillerato se quitan el pudor y la historia es muy chavista. Tratan de meter a los muchachos por un tubo ideológico. Es un sesgo demasiado grande”, expresó.

Omisiones. Varios datos de la historia contemporánea nacional fueron excluidos de los textos obligatorios para primaria y bachillerato. En el libro Venezuela y su gente correspondiente a Ciencias Sociales de sexto grado, por ejemplo, al referirse al 11 de abril de 2002 afirma: “El país vive horas de desconcierto y angustia. Lo único que informan los medios de comunicación es que el presidente Hugo Chávez había renunciado. Pero era mentira, aunque era la aspiración de los golpistas y así se lo propusieron”, dice. En el texto se omite la declaración del general en jefe Lucas Rincón de ese día, en la que informó al país que el Presidente había renunciado. Tampoco se menciona el manuscrito presentado por el militar como prueba de su afirmación.
Por otra parte, el libro de Ciencias Sociales de segundo grado llama invasores a quienes llegaron a América junto con Cristóbal Colón, denominación común utilizada por Chávez desde su llegada al poder. La mayoría de los textos destacan las figuras de Fidel Castro, Fabricio Ojeda, poetas y escritores cubanos como recomendados para la lectura por parte de los escolares.

Doctrina
En diciembre de 2011, la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello criticó la introducción de propaganda a favor del Gobierno en los textos de la Colección Bicentenario.
En un comunicado publicado por la casa de estudios se afirma que, de acuerdo con el grado académico, se hacen más palpables elementos favorables al chavismo.
“Se incluyen como parte de las unidades de contenido programas específicos del Gobierno, tales como Misión Árbol, Misión Mercal, Pdval, Programa de Alimentación Escolar, Satélite Simón Bolívar y democratización de las telecomunicación, Misión Barrio Adentro I, II y III, sesgándose la información y convirtiendo una importante herramienta didáctica en propaganda política”, señala el documento.