• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Profesores venezolanos son los peores pagados de América Latina

Universidad de Carabobo | Foto Archivo El Nacional

Universidad de Carabobo | Foto Archivo El Nacional

Señalan que un profesor con doctorado y post doctorado apenas gana 15.297 bolívares (294 dólares a tasa Sicad II de 52 bolívares)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los profesores universitarios de Venezuela son los peor pagados de América Latina, aseguró Jesús Villarreal, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo, en una protesta a las afueras del rectorado de la UC.

“El promedio salarial de los colegas de México, Colombia, Argentina y Brasil, para hablar de cuatro países cercanos, está entre 3.300 y 4.500 dólares al mes. Un profesor aquí, similar en su escalafón, con doctorado y post doctorado, apenas gana 15.297 bolívares (294 dólares a tasa Sicad II de 52 bolívares)”, precisó.

“Queremos llevarle un mensaje al ministro y es que requerimos un presupuesto justo para las universidades porque los asignados son pírricos. A la UC, con 67.000 estudiantes, le dieron menos de un tercio de lo que solicitó; de 9 millardos de bolívares le aprobaron 2 millardos. Está muy por debajo y eso es para el funcionamiento, la investigación, extensión, infraestructura y providencias estudiantiles, entonces casi 90% se irá en pago de sueldos y salarios”, indicó Villarreal.

Los docentes efectuaron una actividad llamada pancartazo que consistió en entregar volantes a transeúntes y conductores, en los que explican sus demandas que no solo incluyen aumento salarial de un 150% para el bienio 2015-2016, sino también presupuestos justos para las casas de estudios, aumento de las becas estudiantiles para equipararlas al monto del salario mínimo.

Villarreal señaló, además, que esperan el cumplimiento y homologación de cláusulas de la convención colectiva para profesores, empleados y obreros, así como una compensación salarial del año 2014, debido a la pérdida del poder adquisitivo por la inflación y la devaluación de la moneda.