• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Producir medicinas en plantas privadas tardará 90 días

Tratamientos para el Parkinson varía en el exterior entre 30 a 70 dólares | Foto Archivo El Nacional

Cámaras pedirán pago de 30% de la deuda | Foto Archivo El Nacional

Cámara de Medicamentos Genéricos asegura  que puede manufacturar en 45 días si paga a proveedores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las cámaras de Industria Farmacéutica, Nacional de Medicamentos Genéricos y Afines, y de Medicamentos sin Prescripción coinciden en que necesitan pagar deudas para importar 98% de la materia prima y poder empezar a producir los fármacos que abastecerán 70% del mercado de medicinas, aunque de ese tema no se habló en la reunión del jueves con el presidente Nicolás Maduro.

Las cámaras difieren en los tiempos de logros: la capacidad para activar el motor farmacéutico oscila entre 45 y 90 días. En el país hay 33 plantas privadas que fabrican medicamentos: 30, que están integradas entre Cifar y Canamega, que elaboran fármacos de casas comerciales y genéricos para cubrir 62% de la demanda, y otras 3 que están integradas por las multinacionales que quedan en el país.

Tito López, presidente de Cifar, explicó que la producción de medicinas de estas dos cámaras bajó de 720 millones de unidades a 575 millones desde finales de 2014, y la deuda asciende a 1,2 millardos de dólares, mientras que las trasnacionales incrementan la cifra total a 6 millardos de dólares.

Admite que si se saldan deudas en 3 meses se puede reactivar la capacidad de producción que en estos momentos está entre 40% y 50%, dependiendo de la planta.

Jorge Rivas, presidente de Canamega, es más arriesgado y advierte que puede bajar los tiempos de manufactura a 45 días. Agregó que esta meta se puede cumplir si se empiezan a pagar deudas, por lo que su propuesta para las próximas reuniones con el Ejecutivo es que se liquide 30% del dinero (400 millones de dólares) para negociar con los proveedores de materia prima y principios activos, y las trasnacionales están dispuestas a negociar con bonos. “Venezuela no tiene cómo atender la deuda”, precisó.

Las 2 cámaras necesitan 550 millones de dólares anuales cada una para que sus 30 plantas cumplan la meta. “Podemos operar con 2 dólares por cajita fabricada, mientras que si se importa el costo se eleva entre 5 y 7 dólares”, precisa Rivas.

Rivas y López también coinciden en que no se logrará la soberanía para cubrir las enfermedades críticas. Los tratamientos oncológicos, hormonales, con pastillas anticonceptivas, insulinas y otras enfermedades denominadas raras y catastróficas tienen que seguir importándose.

El otro factor que deben discutir los laboratorios es el precio de los medicamentos esenciales que tiene 13 años sin modificarse. “Proponemos que se le aplique la misma resolución de la Sundde 003; es decir, que no se diferencien los productos esenciales de los que no lo son, porque eso es un desestímulo para fabricarlo ya que nadie quiere producir a pérdida y también es una tentación para algún tipo de contrabando”, dijo Rivas.

Distribución. Luisana Melo, ministra de Salud, anunció ayer que se instaló otro esquema de distribución de medicamentos esenciales en 67 cadenas Farmapatria en todo el país. El programa se implementará en los Centros de Diagnóstico Integral, Barrio Adentro, hospitales y algunas cadenas de farmacias privadas. Se prometió construir otros 27 locales este año.

La Cifra
$6 millardos es la deuda total con la industria farmacéutica, de los cuales $1,2 millardos se le deben a los laboratorios afiliados a Cifar y a Canamega, y los otros 4,8 millardos a 3 trasnacionales