• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Preocupa a la Unesco estancamiento del progreso de la educación

La Unesco advirtió del estancamiento en los últimos años en los progresos en la escolarización de los niños en el mundo | Ernesto Morgado

La Unesco advirtió del estancamiento en los últimos años en los progresos en la escolarización de los niños en el mundo | Ernesto Morgado

La organización llamó la atención sobre la educación escolar en África subsahariana, cuyo avance no ha sido óptimo, en parte por el descenso de las ayudas de los principales donantes constatada entre 2010 y 2011

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Unesco advirtió hoy del estancamiento en los últimos años en los progresos en la escolarización de los niños en el mundo, en particular en el África subsahariana, y lo vinculó con el descenso de las ayudas de los principales donantes constatada entre 2010 y 2011.

Un total de 57,2 millones de niños en el mundo no estaban escolarizados en 2011, apenas dos millones menos que el año anterior, destacó en un comunicado la Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Uneco).

El descenso había sido significativo en la primera mitad de la pasada década, ya que se había pasado de 102 millones en 2000 a 70,5 millones en 2005, pero a partir de entonces, y sobre todo en los últimos años el ritmo se ha ralentizado.

Del total de 57,2 millones de niños no escolarizados en 2011, 29,8 millones estaban en el África subsahariana, la región donde es más evidente que los avances son más lentos, ya que en 2005 eran 32,8 millones.

Más del 20 % de los niños africanos no han ido nunca a la escuela o la han abandonado antes de terminar sus estudios primarios.

En el sur y el oeste de Asia, la cifra de no escolarizados en 2011 era de 12,4 millones, comparados con los 17,4 millones en 2005. En el resto del mundo se pasó a 14,9 millones frente a 20,3 millones.

La Unesco puso el acento en que las ayudas para la educación cayeron globalmente un 7 % entre 2010 y 2011, y las específicamente dirigidas a la enseñanza de base se redujeron de 6.200 millones de dólares a 5.800 millones.

Además, señaló que los fondos no se dedican prioritariamente a las regiones y los países que más lo necesitan.

Para ilustrarlo, precisó que en 2011 cayeron un 9 % las donaciones a los países con bajos ingresos hasta 1.900 millones de dólares, cuando harían falta 26.000 millones para cubrir "el déficit financiero de la educación de base".

Los principales donantes ese año fueron el Reino Unido con 708 millones de dólares (habían sido 533 en 2010), Estados Unidos con 570 millones (frente a 658), Alemania con 368 millones (339), Francia con 301 millones (406), Japón con 250 millones (335), Australia con 233 millones (156), Noruega con 216 millones (226) y Holanda con 214 millones (337).

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, consideró que "el mundo no debe contentarse con ayudar a que los niños vayan a la escuela. Debe igualmente asegurarse de que adquieren las competencias de base de forma efectiva".

"No es momento para el repliegue de los donantes. Al contrario: para llegar a esos niños y cumplir nuestra ambición de poner fin a la crisis del aprendizaje, los donantes deben renovar sus compromisos para que ningún niño sea dejado en la cuneta por la falta de recursos, como lo habían prometido al empezar el siglo", comentó Bokova.

La organización hizo pública estas estadísticas en vísperas de una reunión de alto nivel en Nueva York el próximo día 11 en el marco de la iniciativa mundial "la educación antes que nada" del secretario general de la ONU.