• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Piden regular uso recreativo de la Cota Mil

Las áreas carecen de señalización | Foto Omar Véliz / Archivo

Las áreas carecen de señalización | Foto Omar Véliz / Archivo

Un adolescente murió al chocar contra un patinetero el domingo. Las únicas normas de la vía expresa son las de uso y costumbre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jonás Adames, de 13 años de edad, salió el domingo de Cotiza, donde residía, a montar bicicleta en la Cota Mil con sus amigos. A la altura de La Castellana fue embestido por un patinetero y perdió la vida al instante. El hecho le ha dado fuerza al clamor de expertos y usuarios que piden que haya una normativa que ponga orden al uso recreativo que se le da a la avenida Boyacá todos los domingos.

El muchacho de la patineta, de 19 años de edad, estaba practicando downhill —deporte extremo en el que se rueda colina abajo a altas velocidades— en la pendiente que va desde Altamira hasta La Castellana. El choque le ocasionó politraumatismos que comprometen el tabique nasal y uno de los hombros, raspaduras en extremidades inferiores y diversas contusiones en el cuerpo. Fue atendido por Salud Chacao y luego trasladado al hospital Domingo Luciani, donde es custodiado por la PNB, informó Juan Solano, director de Vigilancia y Transporte Terrestre de Chacao.

Durante el gobierno de Luis Herrera Campíns, en la década de los 80, se decretó el cierre para el paso de vehículos en la avenida Boyacá todos los domingos entre las 6:00 am y la 1:00 pm para el uso recreativo. Desde entonces, las únicas reglas que hay para quienes disfrutan de los casi 14 kilómetros de vía son las que los usuarios han convertido en costumbre: la pista sur —que va de oeste a este— es utilizada exclusivamente por los ciclistas, la pista norte agrupa al resto de los visitantes, bien sean patineteros, corredores o personas con niños o mascotas. La vía es competencia del Ministerio de Transporte Terrestre y está bajo la vigilancia de la PNB.

“Es algo empírico. Quienes han ido saben cómo es el movimiento. Pero quien va por primera vez puede pasar por donde no debe. Debería haber una zonificación y establecer los espacios para los diversos usos y que además segreguen las velocidades para evitar accidentes”, sugirió Yeferson Parra, urbanista y coordinador del Centro de Estudios de Movilidad en Bicicleta de la Universidad Simón Bolívar.

La señalización es urgente en el lugar. “Ayudaría muchísimo colocar carteles que indiquen dónde transitar, dónde estar más pendiente de la vía y delimitar los espacios”, indicó Víctor González, quien desde hace ocho años patina en la vía expresa.

El orden daría más tranquilidad también a quienes acuden a pie a la Cota Mil. “Fui una vez y fue difícil. Los ciclistas y los patineteros obligan siempre a orillarse. Van demasiado rápido”, relató Gregorio Contreras.

El tema de la velocidad se ha tratado de manera preventiva desde de la Alcaldía de Chacao. “Aunque no tenemos competencias sobre la avenida Boyacá, hemos tenido reuniones con algunos deportistas, sobre todo con quienes andan en patineta que, al momento del cierre, bajan de la avenida hasta a 80 kilómetros por hora. Los hemos invitado a que usen el Parque de Deportes Extremos de Chacao para canalizar la energía”, dijo Eduardo Noguera, director de Deportes del municipio.

Yeferson Parra asegura que la discriminación de usos y la señalización de la Cota Mil deben considerar a cada uno de los actores y deportistas que hacen uso de la vía para procurar el disfrute de todos.