• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Persiste el rechazo al decreto del Arco Minero

La Sociedad de Ciencias Naturales desconoció el mandato que declara al territorio en el sur del Orinoco como zona de explotación minera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A través de un comunicado el Comité de Áreas Naturales Protegidas de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales desconoció la validez jurídica y legitimidad del decreto N.º 2248, publicado en la Gaceta Oficial N.º 40855, que crea la Zona de Desarrollo del Arco Minero, por considerarlo inconstitucional y ecológicamente no sustentable.

En el texto aseguran que la decisión del gobierno de declarar una porción del territorio en el sur del río Orinoco, como zona de exploración y explotación minera a gran escala, no fue discutida en la Asamblea Nacional y tampoco fue precedida por las debidas consultas públicas a las comunidades originarias que habitan en Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, donde se ubica el mencionado Arco Minero.

El comité destaca que la zona de explotación, equivalente a 12% del territorio nacional, posee una gran fragilidad ecológica y la actividad minera generaría una considerable pérdida de la biodiversidad. También consideran que no es necesaria la creación de un nuevo ministerio para el desarrollo ecológico con el fin de garantizar el cumplimiento de las leyes ambientales, cuando ya existe un ente que debería encargarse de la materia.

"Está suficientemente demostrado que las actividades mineras (la minería aurífera y la minería a cielo abierto en general) llevan consigo deforestación, sedimentación de cursos de agua, pérdida de suelos, contaminación química, erradicación de la fauna y, en definitiva, la destrucción del ecosistema", continúa el comunicado.

En este sentido, la organización respalda el acuerdo adoptado por la AN el 9 de junio y reafirma la necesidad de seguir denunciando al Arco Minero por considerarlo un atentado a los más altos intereses de la nación.

Reconocen que la gestión ambiental requiere esfuerzos conjuntos de instituciones gubernamentales, comunitarias, privadas y de la sociedad civil en general, en aras de proteger, conservar, restaurar y usar de forma sostenible los recursos naturales.