• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Mexicana es reconocida en Alemania por su compromiso con la libertad de prensa

El "Premio por la libertad y el futuro de los medios" recae este año, además, en el equipo formado por los reporteros húngaros Balázs Nagy Navarro y Aranka Szávuly

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La periodista y escritora mexicana Ana Lilia Pérez recibe hoy, en Leipzig, el premio que la Fundación de Medios de esa ciudad alemana otorga anualmente a profesionales de la comunicación que destacan por su compromiso valiente a favor de la libertad de prensa.

Pérez -de quien el jurado destaca que "desde hace años destapa las maquinaciones del crimen organizado y de sus cómplices en la política (mexicana), motivo por el cual su vida está en constante peligro"- agradeció el "bonito regalo" que supone este galardón para los que, como ella, se dedican al periodismo de investigación.

Agregó que en México los ataques contra periodistas están a la orden del día, por lo que los reporteros se ven obligados, entre otras medidas, a trabajar con chalecos antibalas.

El "Premio por la libertad y el futuro de los medios" recae este año, además, en el equipo formado por los reporteros húngaros Balázs Nagy Navarro y Aranka Szávuly, que desde hace años luchan contra la influencia del Estado en el proceso informativo de los medios públicos, así como en la reportera alemana Bettina Rühl.

La periodista germana, que desde 1988 informa como freelance desde las regiones en crisis de África, señaló en rueda de prensa que, como europea, puede abandonar en cualquier momento las zonas en conflicto.

"Los colegas locales de los que dependo para hacer mi trabajo no pueden hacerlo y no sé cuántos de ellos seguirán vivos la próxima vez", declaró.

Según el experto en medios de comunicación Martin Welker, originario de esta ciudad del este de Alemania en la que se conceden estos premios, los galardonados "tienen en común que son capaces de acceder a la información en países donde el periodismo vive bajo una fuerte amenaza de violencia y censura".

Por su parte, el alcalde de Leipzig, el socialdemócrata Burkhard Jung, alabó el compromiso de los premiados con el periodismo de investigación incluso bajo condiciones políticas complicadas.

"Si no hubiera siempre personas que no se dejan intimidar y que dan voz a aquellos que no la tienen, sería el fin de la libertad de prensa y de los medios de comunicación y también de la libertad de opinión", argumentó el director ejecutivo de la Fundación de Medios, Stephan Seeger, al anunciar en julio pasado la decisión del jurado.

Agregó que "la ardua labor de los premiados refleja el amplio espectro de mecanismos que amenazan la libertad y el futuro de los medios, que van desde limitaciones legales bajo el pretexto de la legitimidad hasta amenazas de muerte e incluso asesinato, pasando por sutiles intentos de intimidación y sanciones que amenazan la supervivencia" de los reporteros.

El "Premio por la libertad y el futuro de los medios", entre cuyos galardonados figura la periodista opositora rusa Anna Politkóvskaya, asesinada en octubre de 2006, distingue desde 2001 a periodistas, editores e instituciones comprometidos con la libertad de prensa.

Este galardón, dotado con 30.000 euros, pretende asimismo mantener vivo el recuerdo de la revolución pacífica en Leipzig el 9 de octubre de 1989, en vísperas de la caída del Muro de Berlín, en la que los manifestantes exigieron "una prensa libre para un país libre".