• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Patricia Miloslavich escruta la memoria de la Tierra bajo los océanos

"En un mundo rodeado de agua es muy importante saber nadar", afirma Miloslavich

"En un mundo rodeado de agua es muy importante saber nadar", afirma Miloslavich

Lidera el panel de Biología y Ecosistema del Sistema de Observación Global de los Océanos en Australia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Patricia Miloslavich aprendió a nadar a los 5 años de edad. Sus padres –visionarios o no– pensaban que el primer seguro de vida que podían darle a su hija era enseñarle a defenderse en el agua. El tiempo pasó y Miloslavich se graduó de Bióloga en la Universidad Simón Bolívar y, después de mucho andar, realizó un doctorado en Oceanografía.

Recibió el premio Lorenzo Mendoza Fleury que otorga la Fundación Polar por sus aportes en investigación sobre la biodiversidad de invertebrados marinos en litorales rocosos de Venezuela y Suramérica, trabajo que realizaba en gran medida desde el departamento de Estudios Ambientales de la Universidad Simón Bolívar, junto con profesor venezolano Juan Cruz, radicado en Puerto Rico.

Hasta 2011 estuvo involucrada en un programa llamado Censo de la Vida Marina, impulsado por la Alfred Sloan Foundation, de Nueva York, en el que se propusieron estudiar la diversidad, distribución y abundancia de todos los organismos marinos en todas las costas del mundo: “Lo que vivió en el pasado, lo que tenemos en el presente y lo que vendrá en el futuro”, resume. Miloslavich fue la encargada de coordinar la información de Venezuela, el Caribe y Suramérica. Actualmente es el mayor registro de biodiversidad marina en los océanos del mundo.

Desde marzo de este año, la bióloga está en Australia liderando el Panel de Biología y Ecosistema del Sistema de Observación Global de los Océanos de la Unesco y está encargada de llevar adelante un programa de observación y monitoreo de los océanos. “Estamos tomando a personas de todas partes del mundo, con experiencias de observación para integrar el panel”.

Aunque está fuera del país pide ser contada entre las que se quedan. “Teóricamente estaré fuera por dos años. Continúo rindiendo cuentas a la USB. Dirijo el laboratorio de Biología Marina de la USB desde aquí, tengo tesistas y sigo evaluando trabajos de grado. No corté el cordón: mi esposo, mi hijo y mi mamá están en Venezuela”.