• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Patriarca maronita visitó por primera vez su congregación en Caracas

Alrededor de 500 miembros de la comunidad árabe libanesa asistieron a la misa realizada en la iglesia San Charbel, en Quebrada Honda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aplausos emocionados retumbaron en la iglesia San Charbel, en Quebrada Honda, para recibir al patriarca maronita, cardenal Bechara Boutros Rai, el más importante representante de los católicos en el Medio Oriente. Llegó acompañado de su comitiva para oficiar una misa solemne pronunciada en árabe, español y arameo, el idioma de Jesucristo.

Alrededor de 500 devotos aguardaron para verlo llegar alrededor de las 6:00 pm y recibir sus bendiciones. La ceremonia estuvo amenizada por la Coral de Betania y contó con la participación de importantes personalidades de la fe cristiana como el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino.

El oficio duró alrededor de una hora y formó parte de una visita pastoral que ha pasado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y continuará por Costa Rica y Colombia.

Al patriarca lo acompañó el obispo de la Diócesis Maronita de México, George Saad Abi, quien dijo que el motivo de la visita es fortalecer la fe de la comunidad libanesa en Venezuela. Señaló que en octubre pasado Bechara Boutros Rai fue nombrado cardenal por Benedicto XVI y participó en el cónclave para la elección del papa Francisco.

"Venezuela es un pueblo pacífico, vamos a seguir con esta paz interna. Felicitamos a todos los venezolanos por la tradición democrática", expresó.

Al finalizar la misa, los fieles hicieron largas colas para recibir el abrazo del visitante.

Se calcula que la comunidad maronita en Venezuela reúne a 400.000 personas.

"La visita del patriarca Rai es una ocasión extraordinaria para el fortalecimiento de la comunidad maronita y de la unión entre las diversas iglesias que profesamos la fe cristiana. Nos sentimos más hermanados y dispuestos a colaborar en la promoción del encuentro entre los seres humanos, especialmente en el Medio Oriente", señaló el cardenal Urosa.