• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Pasajeros quedaron varados por la tranca en La Guaira

Las colas que se originaron por el mantenimiento de los túneles de la autopista y la protesta contra los senadores brasileros hizo perder el vuelo a varios pasajeros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El imprevisto mantenimiento que se hizo el jueves en los túneles de la autopista Caracas-La Guaira y la protesta que impidió el paso a la delegación de senadores brasileños que vino al país a visitar a los presos políticos, originó un fuerte congestionamiento en el estado Vargas cuyas consecuencias continuaron al día siguiente. El jueves, entre el mediodía y las 7:00 pm, la vía principal del litoral colapsó debido al congestionamiento y más de un centenar de pasajeros se quedó varado en Maiquetía.

En el mostrador de la aerolínea Laser, entre las 50 personas que esperaban por cupo con destino a El Vigía y San Antonio, estaba Royaly Ureña: “El jueves a las 11:00 am me tocaba vuelo y no pude llegar porque desde temprano estaba en la cola. Me indicaron que me viniera el viernes en la mañana para anotarme en lista de espera. Estoy desde las 6:00 am, pero es mediodía y no ha sido posible que me embarquen. Me recomiendan que compre otro boleto en Conviasa, si aspiro a llegar a mi destino”.

Otra de las pasajeras se quejó porque le hicieron pagar una multa que supera los 500 bolívares para reprogramar el boleto. “Fue una situación de contingencia que se generó por la visita de los senadores brasileños y la limpieza de los túneles. Perdimos nuestros vuelos y también van a penalizarnos”, dijo.

En la aerolínea Santa Bárbara los vuelos de las 5:30 pm con destino a Miami y 10:30 pm, a Panamá se cumplieron el jueves sin contratiempos. Copa, con vuelos a las 6:00 am, 12:00 pm y 5:00 pm, tampoco tuvo problemas con la tardanza de los pasajeros.

El fuerte congestionamiento del jueves obligó a suspender las rutas de transporte. Las unidades de las líneas Catia La Mar-Caribe estuvieron atrapadas en la cola por más de seis horas, por lo que centenares de personas debieron caminar hasta 20 kilómetros para llegar a sus destinos. Los taxistas aprovecharon la crisis y subieron la tarifa mínima a 300 bolívares.