• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Paro retrasará el ingreso de nueva cohorte

Amalio Belmonte / Francesca Commissari

Amalio Belmonte / Francesca Commissari

Las principales casas de estudio se preparan para la llegada de los bachilleres que comenzarán clases el próximo período académico, al tiempo que encaran directrices que ayudarían a sobrellevar la crisis que afronta la comunidad educativa. Más de 11.330 aspirantes fueron seleccionados para cursar este año en la UCV y en la USB

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Habrá asignaturas que van a tener que cerrar”

Cristian Puig, secretario de la Universidad Simón Bolívar

—¿Qué planificación se ha hecho para el ingreso de los nuevos admitidos?

—La nueva cohorte ingresaba el 16 de septiembre. Con todo el conflicto, el consejo directivo decidió que este trimestre se suspende el 19 de julio y se retoma el 16 de septiembre, para culminar después del 18 de octubre. Los bachilleres comenzaría clases el 28 de octubre.

—¿Qué ocurre con los trimestres que no han terminado?

—Hay una situación difícil porque habrá asignaturas que van a tener que cerrar porque no han dictado ningún contenido. Otras sí terminarán el 12 de julio porque algunos profesores han dado clases. Las coordinaciones docentes deberán reprogramar la oferta de materias.

—¿Se ha tomado alguna medida para contrarrestar esa situación?

—En el período vacacional dictaremos un curso intensivo de verano para que el estudiante pueda adelantar. Si desea cursar una asignatura que no pudo terminar por el paro y se encuentra entre las que se ofrecen, puede hacerlo y se le valida.

—¿Cuántos fueron admitidos para el nuevo período?

—Por el Ciclo de Iniciación Universitaria fueron admitidos 181 aspirantes, por OPSU 655 y por prueba interna 1.502.

—¿Es posible que disminuya la cantidad de interesados en estudiar en la USB, a causa del paro?

—Ese riesgo puede correrse. Esperemos que para finales de diciembre tengamos el informe sobre cuántos estudiantes ingresaron, una vez que cierren las inscripciones.

—¿Se han visto afectados los actos de grado?

—Tuvimos que posponer para diciembre la fecha del grado programada para noviembre. Algunos estudiantes se retrasarán un trimestre porque si la asignatura que necesitaban cursar no se abre en octubre, tendrán que esperar hasta febrero. Todo depende de los recursos disponibles desde el punto de vista docente.



"En 1989 hubo que reprogramar carreras"

Amalio Belmonte, Secretario de la UCV

—¿Cómo influirá el paro sobre los nuevos admitidos en la UCV?

—El derecho que tienen los estudiantes de ingresar no está en discusión. Esta circunstancia la ha afrontado la universidad en otras épocas. En 1989 tuvimos una huelga y hubo que reprogramar algunas carreras. Sin embargo creo que eso se va a superar.

—¿No se afecta el ingreso a causa del paro?

—No lo sabemos con precisión, eso depende de un balance final que haga cada facultad. Por ejemplo, en la Escuela de Comunicación Social hubo interrupción completa de actividades, pero en otras no se cumplió totalmente el paro. Algún efecto va a tener, pero no influirá de forma importante en el ingreso.

—¿Variarán las fechas de comienzo de clases?

—Pudiera ocurrir que si algunos semestres no terminaron las clases, tendrán que reprogramarse las fechas. Hay una reunión especial el lunes con los decanos y coordinadores académicos para examinar la situación de cada facultad. El criterio que tenemos en Secretaría es que está garantizado el derecho de inscribirse.

—¿Cuál es la cantidad de admitidos para el próximo período académico?

—En el área de la Salud contabilizamos 1.477 seleccionados, 4.843 en Humanidades, 435 en Ciencias del Agro y del Mar y 2.244 en Ciencia y Tecnología.

—¿Podría mermar el número de aspirantes a estudiar en la UCV por el paro?

—Cuando se fundó la USB había mucho conflicto en la UCV y mucha gente consiguió una opción allí. Eso es muy probable que suceda, pero la Central sigue siendo la universidad más valorada. En el pasado, cuando ocurría una situación similar se fortalecía mucho la educación privada.

—¿Qué ha ocurrido en el caso de los graduandos?

—No ha habido problemas con los actos de grado. La semana pasado hubo huelga de empleados en el Aula Magna y lo resolvimos.