• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Paralizaron unidad de radioterapia de Margarita

Hospital de Los Magallanes de Catia | Foto Archivo

Foto Archivo El Nacional

Un grupo de técnicos dejó de atender a los pacientes debido al incumplimiento de reinvindicaciones laborales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Unidad de Radioterapia Oncológica Modesto Rivero González, del hospital Luis Ortega de Porlamar en el estado Nueva Esparta, atendió ayer apenas a 11 de los 35 pacientes que reciben tratamiento oncológico diariamente.

Por lo menos 5 de los 7 técnicos que administran radioterapia en la unidad se declararon en huelga indefinida, en reclamo a la homologación de sus ingresos y algunos beneficios contractuales con los del Ministerio de Salud.

“Ellos quieren que el tabulador sea superior al cargo de profesionalización. También están pidiendo que se les pague el bono a dedicación exclusiva que solo cobran odontólogos y farmacéuticos. Para optar a ese bono se debe trabajar 36 horas, pero trabajan 30 solamente, lo cual pone en riesgo a los pacientes”, denunció una fuente que pidió el resguardo de su identidad.

Las personas afectadas y sus familiares se quejaron por la suspensión de los servicios de salud. Algunos son oriundos de Barcelona y otras zonas del oriente del país, que se trasladaron a Nueva Esparta para recibir tratamiento, reveló la fuente.

“Solo se atendió una emergencia y pacientes con metástasis que no pueden esperar. Al resto no se le dio tratamiento. Si se les atiende debidamente pueden tener estragos en su organismo, pero los técnicos dicen que no van a trabajar hasta que no solucionen sus reclamos”, agregó.

Se pudo conocer que un representante de Defensoría del Pueblo acudió al centro de salud neoespartano y les recordó a los manifestantes que aunque están en su derecho de reclamar reivindicaciones laborales, no podían afectar el derecho a la salud de las personas.

La Unidad de Radioterapia del hospital Luis Ortega fue inaugurada por el Ministerio de Salud en 2012 y estuvo cerrada un año debido a la falta de repuestos para los equipos. El cierre obligó a los pacientes a buscar tratamientos en otras zonas del país. La sala fue reabierta en julio de 2014.

El servicio cuenta con un acelerador lineal usado para el tratamiento de cáncer de mama, cuello uterino, próstata, pulmón, cerebro, entre otros. También cuenta con un tomógrafo planificador, una gamma cámara para diagnóstico de lesiones y braquiterapia de medianas dosis.


Consecuencias. Omar Arias, físico-médico, especialista en aplicación de radioterapias, explicó que la paralización de los servicios puede agravar el estado de salud de cualquier paciente oncológico.

“La suspensión puede provocar la ausencia de control tumoral. ¿Qué clase de personal está encargándose de ese servicio? Pareciera que no tienen el conocimiento técnico-científico de los aspectos básicos de la radiobiología y, por tanto, no saben lo que eso puede ocasionar en los pacientes”, expresó.

Arias explicó, además, que las células cancerígenas tienen un crecimiento acelerado y descontrolado, por lo que la interrupción del protocolo de tratamiento podría causar el avance de la enfermedad, debido al crecimiento de los tumores.