• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Paralizadas quimioterapias y hemodiálisis en el J. M. de los Ríos

A los pacientes les piden traer desde los fármacos hasta los catéteres para aplicar los tratamientos | Foto María Emilia Jorge M.

A los pacientes les piden traer desde los fármacos hasta los catéteres para aplicar los tratamientos | Foto María Emilia Jorge M.

Fallas en aparatos de aire acondicionado y una gotera de aguas servidas en la Unidad de Mezcla han impedido los tratamientos. Fundeeh prometió solucionar en una semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Hospital de Niños J. M. de los Ríos vuelve a tener dificultades para atender a pacientes que no pueden esperar. Luego de tres semanas con el Servicio de Quimioterapia paralizado totalmente, un grupo de madres trancó ayer el paso en la avenida Vollmer, en San Bernardino, para protestar. La solución, en el mejor de los casos, tardará una semana.

La Unidad de Mezcla tiene un bote de aguas servidas que impide que se preparen los tratamientos oncológicos por riesgo de contaminación, y el quirófano del área de hematología estuvo sin luz y sin aire acondicionado hasta ayer en la mañana. La Unidad de Hemodiálisis tiene 12 días paralizada.

“Los niños no pueden esperar más. No hay algodón ni inyectadoras para aspirados y punciones lumbares. Hoy fue la primera vez que vimos a la directora del hospital. Tenemos que protestar para que nos paren”, dijo Jesmeel Moreno, madre de un paciente con leucemia.

Alrededor de las 8:00 am comenzó la manifestación. A las 10:00 am un grupo de funcionarios de la Defensoría del Pueblo y de la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario se reunió con las autoridades del hospital y con algunos representantes de pacientes.

María Eugenia Rivero, jefa del Servicio de Hematología, explicó a los funcionarios que el aire acondicionado de su área tiene fallas desde hace un año. “No es suficiente con que enfríe, hay que limpiar los ductos y ponerles filtros”. Rivero explicó que los arreglos son impostergables pues los vapores de las quimioterapias no son extraídos de manera completa y exponen al personal constantemente. Afirmó que hay fallas con los medicamentos, pues los reciben incompletos y de forma intermitente.

Los representantes de la Fundeeh, luego de un recorrido por Hematología, Oncología y la Unidad de Mezcla, aseguraron que en una semana serían resueltos los problemas más críticos. 


Lo que falta. Marianni Pacheco, madre de una niña de 6 años de edad diagnosticada con rabdiomiosarcoma alveolar de piso pélvico, llevó a la protesta una lista con medicamentos que escasean en el Servicio de Oncología del J. M. de los Ríos: no hay Aspariginasa pegilada, Everolimus, Lupron, Mesna, Mercaptopurina, Leuvocorina, Carboplatino, Topotecan, Ciclosfamida ni Prendinisona “Mi hija cumplió 51 ciclos de quimioterapia y 28 de radioterapia. Presentó metástasis de tórax y base craneal. En este momento, Sofía está en el proceso de quimio oral por 6 meses. La semana pasada no la recibió y hoy me mandaron al Domingo Luciani. El riesgo es una recaída y muchas veces eso no se supera”, deploró Pacheco.

La Unidad de Oncología fue clausurada el año pasado. Los pacientes fueron reubicados en el piso 6 que se ha inundado tres veces desde entonces por problemas con las tuberías.

Anabel Jurista, madre de un niño de 8 años que es paciente nefrológico, advirtió las malas condiciones generales que tiene el hospital. “Hay muchísimos zancudos. A mi niño le dio escabiosis. Vienen por una cosa y se van con otra enfermedad”. Jurista indicó que para que los pequeños reciban tratamiento, los padres deben aportar algunos insumos. “Nos endeudamos para conseguir los medicamentos. No hay catéter para la diálisis, tienen 12 días sin hemodiálisis. Un catéter de esos cuesta más de 1.000 bolívares y no se consiguen. Mi muchacho se me puede morir”.

La hija de María Fernanda Vargas espera por tratamiento desde enero. La niña tiene 9 años y sufre un meduloblastoma cerebral. “La doctora me dijo que el aparato de radiología está dañado y que no hay esperanza de arreglarlo, y para la quimio faltan 10 medicamentos y que por eso no se lo han aplicado. Cada vez que viene es un trauma para ella. Grita, llora, sufre porque piensa que le va a pasar algo malo porque no tiene tratamiento”.

El Dato
Tarek William Saab, defensor del Pueblo, anunció a mediados de abril que para el día 15 de ese mes se dotaría de medicamentos e insumos quirúrgicos al Hospital de Niños J. M. de los Ríos. En mayo de 2014, las ONG Cecodap, Luz y Vida, y Provea intentaron una acción de protección por el mal estado del Hospital de Niños ante el Tribunal Séptimo de Mediación y Sustanciación de Niños, Niñas y Adolescentes de Caracas. Diez meses después, el ente se declaró incompetente para decidir y remitió el caso a la Sala Constitucional del TSJ en marzo 2015. Todavía se espera que fijen posición.