• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Papa argentino enciende la esperanza en Venezuela

El Papa Francisco I saluda a la feligresía congregada en la plaza San Pedro/EFE

El Papa Francisco I saluda a la feligresía congregada en la plaza San Pedro/EFE

La congregación jesuita en el país y la jerarquía católica aplauden que el nuevo pontífice sea latinoamericano, lo que le dará herramientas para afrontar los retos que le esperan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los venezolanos se concentraron frente a los televisores para ser testigos del anuncio del nombre de Jorge Bergoglio como nuevo Papa. Como si estuvieran en Roma, los fieles caraqueños se emocionaron al saber que era latinoamericano. La jerarquía de la Iglesia del país también se sorprendió al conocer la noticia. Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, calificó el acontecimiento de extraordinario. Una emoción similar experimentó el provincial de la Compañía de Jesús, Arturo Peraza.
El provincial de los jesuitas considera que Bergoglio fue escogido por sus cualidades humanas e intelectuales, además de su desempeño, y no por pertenecer a la orden.
“Habla varios idiomas, es doctor en Teología, pero quizá lo más importante es que es pastor de una de las arquidiócesis más complejas de la región. Se trata de un mensaje para América Latina porque en Buenos Aires convergen graves problemas urbanos, como la pobreza, la exclusión, el crecimiento de sectas y la baja del clero diocesano. Él se ha enfrentado a todos esos inconvenientes, lo que le otorga un piso para afrontar este reto”, enfatizó.
Que el nuevo Papa haya escogido el nombre de Francisco I para comenzar su mandato pontificio constituye una “ambivalencia hermosa”, para Peraza.
Al igual que San Ignacio de Loyola, el nombre de Francisco hace referencia al otro fundador de la compañía de Jesús, San Francisco Javier, quien fue considerado el gran misionero del Oriente, pues viajó como representante de la Iglesia por el mundo. Afirma que el nombre tiene que ver con que las fronteras no sólo son geográficas sino humanas y habría que traspasarlas: “La exclusión, la violencia, el diálogo entre las religiones, el agnosticismo en Europa, son las fronteras que la Iglesia debe cruzar”. También tiene que ver con San Francisco de Asís, el más vivo ejemplo de entrega a los pobres, humildad y cercanía con la naturaleza.

Orden en casa. Para el sacerdote jesuita Javier Duplá, secretario del padre provincial, la elección del nuevo Papa revela que hay un momento de apertura en la Iglesia. “Es una señal. Han escogido a un cardenal no italiano, no europeo, sino latinoamericano y jesuita”.
Duplá afirma que le toca un momento muy difícil. “Tiene que poner orden en muchos aspectos, en el comportamiento de algunos sacerdotes para que realmente sean santos e inmaculados porque, de lo contrario, no tiene sentido la vida religiosa; el ser latinoamericano le dará mayor sensibilidad hacia las grandes mayorías pobres del mundo. El otro tema importante en el que tiene que actuar es frente al diálogo con la falta de fe porque es evidente que en los países desarrollados, como Estados Unidos o los europeos, la creencia religiosa ha disminuido”.
Para Duplá, el gesto de pedirle la bendición a los feligreses envía señales de su cercanía con las personas. “El ser jesuita aporta una disciplina y una manera de entender la vida religiosa al servicio de la gente, y creo que ayudará al Papa en su tarea”.