• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Padre le paga a su hija para que se aleje de Facebook

Página de inicio de Facebook

Página de inicio de Facebook

El contrato establece que Baier tendrá acceso al password de Rachel, para cambiar la contraseña y desactivar su perfil temporalmente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hasta 150 dólares recibirá una adolescente estadounidense, si logra mantenerse lejos de Facebook por al menos 5 meses, lo que significa no subir fotos de ella y sus amigas, ni participar de los posteos que su círculo social realiza a través de la red social.

En teoría, parece un hecho fácil de realizar. Pero en la práctica, aquellos que revisan diariamente su perfil y las novedades que trae Facebook de las amistades, bien saben que no es tan simple. Y eso es lo mismo que pensó Paul Baier, de Boston, cuando su hija de 14 años, Rachel, le propuso un curioso acuerdo.

“Ella estaba frustrada porque no había podido encontrar trabajo como babysitter y buscaba formas de conseguir dinero. Así que me preguntó: ‘Si no me metiera a Facebook por mucho tiempo, ¿cuánto me pagarías?”, comentó el hombre a ABC News.

“¡Tú no podrías vivir sin Facebook!”, le respondió Baier, creyendo que todo lo que le decía Rachel no era más que una broma, tomando en cuenta el tiempo que ella le destina diariamente al sitio. Pero la joven iba en serio, y su papá no tardó en escribir un contrato que ambos firmarían para sellar el acuerdo.

Éste consiste en que él deberá pagarle 50 dólares si logra mantenerse lejos de Facebook hasta el 15 de abril, y 150, si alcanza la meta hasta el 26 de junio. La fecha de partida comenzó el 4 de febrero pasado.

Para asegurarse de que Rachel no mirará de vez en cuando su perfil ni el de sus amigos, el contrato también establece que Baier tendrá acceso al password de su hija, para ingresar a su cuenta, cambiar la contraseña y desactivar su perfil temporalmente.

Al ser consultada si sería capaz de mantenerse al margen de lo que sus amigos hicieran en Facebook, la menor aseguró que, de momento, le bastaba con ver a su círculo en el colegio y mantenerse al tanto de ellos de manera directa o con mensajes de texto.

Mientras algunos admiran la inciativa, otros aseguran que es un mal papá e incluso desconfían de la honestidad de Rachel, quien, se cree, podría perfectamente abrir otra cuenta en la red social, utilizando una identidad falsa.

“Ella ya ha desactivado su perfil un par de veces”, comentó el padre, quien publicó orgulloso el contrato que hizo con la adolescente en su blog.