• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Pacientes de párkinson exigen medicamentos al Ministerio de Salud

Alexander Hernández, paciente de párkinson, aseguró que las consecuencias de suspender su tratamiento pueden ser mortales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Asociación Civil de Párkinson Caracas (Asocparkca) brinda ayuda a los pacientes con párkinson en todo el territorio nacional. Esta es una enfermedad degenerativa que se produce luego de la perdida de dopamina en el cerebro y tiene como consecuencia un trastorno del movimiento corporal.

Existen dos tipos de pacientes de párkinson: los que sufren constantemente de temblores en las extremidades y los que presentan rigidez en el cuerpo.

Alexander Hernández, representante de Asocparkca, padece la enfermedad desde hace 6 años y ha dedicado su vida a ayudar a personas con su misma condición.

Relató que siempre fue deportista, no fumaba ni bebía, pero comenzó a sentir calambres en las piernas que luego se intensificaron y subieron hasta su hombro. La preocupación lo obligó a asistir a un neurólogo. Luego de hacerse los exámenes pertinentes el especialista le informó que todo estaba bien y desconocía el origen de los calambres.

Alexander aseguró que mientras buscaba por internet descubrió que los síntomas coincidían con la enfermedad de Párkinson. Buscó un especialista y él confirmó sus sospechas.

Desde que diagnosticado sigue un tratamiento que controla los espasmos y aminora los dolores. Indicó que los medicamentos originalmente eran muy económicos pero en las farmacias escasean desde noviembre de 2015.

En la búsqueda de los medicamentos por las farmacias y las redes sociales encontró a otros pacientes que requerían donaciones de medicinas, desde entonces les ayuda a localizarlos. “Yo busco cómo sea las medicinas y no me interesa lo que cuesten, lo único que me importa es la salud de los pacientes.”, explicó.

Hernández comentó que los pacientes de párkinson necesitan paz espiritual pero la condición en la que se encuentra el sector salud en el país no lo permite. Agregó que la preocupación de estas personas es cotidiana: “Las consecuencias de suspender el tratamiento puede resultar en un paro intestinal, un paro cardíaco, parálisis corporal o un accidente cerebro vascular (ACV)”.

Alexander exhortó a las autoridades competentes, en el área de la salud, que respondan por los medicamentos y que no tengan prioridad con unos pacientes y dejen al resto sin los tratamientos.

“Yo he donado hasta donde he podido, pero eso le corresponde al Estado, en este momento están en juego vidas humanas”.