• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Pacientes de HUC protestaron por cuarta vez en 16 días

Pacientes exigen celeridad porque les recuerdan a las autoridades que la salud no es un juego | OMAR VÉLIZ

Pacientes exigen celeridad porque les recuerdan a las autoridades que la salud no es un juego | OMAR VÉLIZ

“La situación de los enfermos y del centro asistencial es precaria por falta de insumos”, dijo Gherson Casanova

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pacientes de los servicios de Neurocirugía, Cirugía Cardiovascular y Cardiología, en su mayoría provenientes del interior del país, tienen hasta un año esperando por una intervención quirúrgica en el Hospital Universitario de Caracas. Por esa razón salieron ayer de sus habitaciones y protestaron por cuarta vez, en 16 días, en la puerta principal del centro de salud.

Olga Millán, procedente de Guárico, lleva más de seis meses hospitalizada y aún no la pasan a quirófano para un cateterismo que necesita, pues la arteria coronaria la tiene obstruida, compromete tres vasos sanguíneos y además sufre de un aneurisma apical. “Todavía no hay anestesia, gases arteriales ni reactivos, tampoco anestesiólogo, bandejas para operar, ni sangre”, dijo Millán. Agregó que la situación es muy preocupante, además porque Antonieta Caporale, directora encargada del hospital, no les da la cara desde el jueves de la semana. “Manifestamos frente a su oficina, pero jamás salió”, aseguró.

Millán expresó con tristeza en sus ojos que tuvo que buscar ocho personas, entre familiares y amigos, que le donaran sangre para su intervención quirúrgica aunque nunca la han subido a quirófano “A veces me levanto de la cama con angustia pensando en la situación, esto es inaguantable”.

“¡Queremos respuestas, Caporale!”, “se nos vencen los insumos médico-quirúrgicos comprados con esfuerzo” y “la salud no es un juego”, se leía en algunos carteles que llevaron a la protesta para exigir cirugías de inmediato.

Senobio Mendi tiene un año esperando por el reemplazo del marcapasos que se le infectó, pero además tiene los anillos vasculares dañados y también necesita un cateterismo. “La máquina para hacer cateterismo está mala y no pueden operarme. Me quieren mandar para el Hospital Vargas por falta de insumos”, declaró.

Gherson Casanova, médico residente del Servicio de Medicina Interna, dijo que la situación que atraviesan los pacientes hospitalizados y el centro asistencial es precaria por falta de insumos.