• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Obligan a víctimas de la masacre en Ocumare a irse de La Bonanza

Corpomiranda y la GNB derrumbaron otra vez los ranchos de las familias para que vuelvan al urbanismo Lomas de Guadalupe

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Guardia Nacional Bolivariana y funcionarios de Corpomiranda se presentaron ayer en la invasión de La Bonanza a las 11:00 am para derrumbar los ranchos que volvieron a armar las cinco familias que fueron víctimas de la masacre de la familia Urbano, ocurrida en edificios de la Misión Vivienda de los Valles del Tuy, adonde habían sido adjudicados.

El organismo dependiente del Ministerio de Planificación alegó que las familias  “ya fueron adjudicadas en el urbanismo Lomas de Guadalupe para beneficiarlos con la Misión Vivienda” y por esa razón no pueden volver a la invasión.

Las cinco familias eran parientes y vecinos de los siete hombres de la familia Urbano y sus dos vecinos que asesinaron en una fiesta el 26 de abril pasado cuando celebraban un cumpleaños y las nuevas adjudicaciones de sus viviendas, que esperaban desde 2011. Todos decidieron irse del urbanismo por temor a que los mataran debido a amenazas, pues supuestos habitantes del urbanismo les mandaban a decir que la gente de La Bonanza no era grata en el nuevo complejo habitacional.

“Nos dijeron que si mataron a esas personas fue por algo y que nos teníamos que devolver a los apartamentos que nos habían dado a pesar de que nos pueden matar allá. Nos dejaron los ranchos en el suelo otra vez con nuestros niños, pero igual no nos vamos porque corremos peligro”, denunció una de las afectadas y tía de los hermanos Urbano.

Corpomiranda y la GNB se retiraron del lugar a las 3:00 pm y los afectados comenzaron a armar otra vez los ranchos para pasar las noche. Aún quedan otras familias por delalojar de la zona que no han recibido apartamentos, mientras que las cinco familias acudirán a la Fiscalía para pedir protección.