• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Nuncio apostólico fue Altamira para escuchar a manifestantes

El monseñor Aldo Giordano, enviado especial del Vaticano, ingresó junto a estudiantes a la sede de la ONU en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nuncio apostólico Aldo Giordano acudió a las 2:15 pm a las afueras de la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en la Torre HP de Altamira, para escuchar las peticiones de más de 218 jóvenes, entre ellos 4 en huelga de hambre, que se encuentran en carpas desde hace 10 días en el sitio. “Queremos ayudar a evitar que haya más sangre y construir lugares donde sea posible afrontar juntos los problemas reales del país”, dijo Giordano.

La llegada de monseñor Giordani fue inesperada. Un grupo de jóvenes se había trasladado al mediodía a la sede de la Nunciatura Apostólica, en la avenida La Salle de Los Caobos, para iniciar una huelga de hambre. Ocho estudiantes se acostaron con colchonetas y pancartas en la entrada de la institución, pero levantaron la protesta en una hora debido a que monseñor Giordano accedió a acompañarlos hasta Altamira y escuchar sus peticiones.

ONU. Una de las peticiones de los jóvenes, plasmadas en un documento que entregaron en la Nunciatura Apostólica de Caracas, es que la Iglesia Católica interceda ante el Gobierno nacional para que permita la entrada de una comisión de la Organización de Naciones Unidas en el país.

“Queremos que evalúen la situación. Por eso, hemos hecho un llamado a la Iglesia con la intención de que nos sirvan de mediadores”, explicó Gerardo Resplandor, manifestante.

Cuando El Nacional preguntó a Giordano si accedería a esta exigencia, él contestó: “Nosotros estamos dispuestos hacer un trabajo diplomático con todos. Ahora nuestro trabajo diplomático es muy amplio, queremos experimentar o buscar todas las posibilidades”.

La periodista Gabriela González indicó a través de su cuenta de Twitter (@GabyGabyGG) que a las 2:50 pm, aproximadamente, habría ingresado el nuncio apostólico y varios representantes de los manifestantes a la sede de la ONU en la capital.