• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Niño venezolano de 14 años de edad creó aplicación

El caraqueño de 14 años de edad se plantea combatir a los espías cibernéticos | Foto Omar Véliz

El caraqueño de 14 años de edad se plantea combatir a los espías cibernéticos | Foto Omar Véliz

Hugo Cuenca aún no ha ido a la universidad, pero su talento lo coloca en la lupa de empresas internacionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hugo Cuenca Reggeti tiene 14 años de edad, es venezolano y sin haber ido a la universidad se convirtió en un programador de manera autodidacta: es el creador de una aplicación para teléfonos móviles que está al alcance de todos.

Mientras estuvo de vacaciones en agosto este niño se dedicó a diseñar un navegador móvil llamado PrivatBrowse que no guarda caché ni historial. Su ventaja competitiva es que puede usarse en cualquier teléfono, aunque no tenga mucha memoria, pues es una aplicación liviana. La subió de forma gratuita a Google Play y una compañía internacional se interesó en el navegador. Ahora trabaja en una versión premium desde su casa en Caracas.

Durante ocho años vivió en Estados Unidos, pero ahora está inscrito en un liceo de Chacao. Vio en las noticias cuando el ex agente de la Agencia Central de Inteligencia y de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos Edward Snowden filtró documentos. Ese día se planteó la inquietud de cómo navegar en Internet sin ser detectado. Su aplicación no bloquea la dirección IP, pero ahora ese es uno de sus retos.

“Creé un navegador para que se puedan visitar páginas web y no quede ningún rastro guardado en el teléfono; eso hace que sea más liviana. Yo quería que eso estuviera al alcance de todos, porque no todo el mundo tiene acceso a la mejor tecnología”, explicó el joven.

Cuenca es inquieto, autodidacta y con aires altruistas. No da la mano, sino directo un abrazo. Lleva un Cristo colgado en el cuello y menciona que es monaguillo. Mira a los ojos y se presenta seguro, sin titubear, para explicar su proyecto. “¿Te puedo tutear?”, pregunta. Luego se explaya en el relato de cómo logró su aplicación en un lenguaje sencillo. Tiene práctica enseñando porque se dedica de forma gratuita a contestar preguntas sobre tecnología en foros por Internet.

Su mamá y su tía notaban que el niño armaba rompecabezas muy rápido. Desde pequeño leía sobre lenguaje de programación y este verano decidió aplicar lo que conoce. Antes de esta aplicación creó otra para calcular los ángulos geométricos con un algoritmo en lenguaje Python. Solo fue un pasatiempo para ayudarse en las tareas.

Brillante y carismático

En Estados Unidos le hicieron un examen de coeficiente intelectual en el cual se valoró con un índice de 134. Las personas con una puntuación entre 130 y 140 son calificadas con superdotación intelectual y están por encima de 98% de la población, cuya media es de 100. Luego de demostrar un talento superior fue incluido en el programa educativo Gifted para exigirle más, a pesar de que estudiaba en un salón de educación convencional.

En 2008 fue seleccionado por la Universidad de Duke para su programa de ciencias y matemáticas para niños superdotados. En 2011 ganó una medalla de plata en las Olimpiadas de Matemática en Estados Unidos y recibió el Premio a la Excelencia Académica que otorgó el presidente Barack Obama.

No todo es intelectual. Hugo Cuenca está apegado a las causas sociales. En Estados Unidos se convirtió en el miembro más joven de la ONG Pro Vida, que lucha contra el aborto. Se dedicó a rezar el rosario fuera de las clínicas donde interrumpen embarazos.

“¿Quieres ser sacerdote?”, se le pregunta. “Puede ser, aún evalúo opciones y no descarto nada, pero también me interesa la programación”, contesta.

La Cifra

213 niños con talento superior están censados en la Memoria y Cuenta del Ministerio de Educación de 2014. De ellos, 48 están en Distrito Capital, 39 en Aragua, 3 en Barinas, 7 en Carabobo, 3 en Mérida, 1 en Miranda, 31 en Táchira, 27 en Vargas y 54 en Zulia.