• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El Niño Jesús también llegará a los hospitales

Familias con pequeños hospitalizados se preparan para cumplir con las tradiciones navideñas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Kimberly Rivero no ha dejado de sentir la Navidad, pese a que tiene cinco meses viviendo en el Hospital J. M. de los Ríos, luego de que a su bebé recién nacido le diagnosticaran un neuroblastoma, forma de cáncer infantil que se fija en el tejido nervioso.

La mujer aún desconoce cuándo le darán de alta a su hijo, pero tiene claro que la Navidad y el Año Nuevo lo pasarán en el centro asistencial. Aunque para Rivero ha sido difícil la situación, lo principal para ella en estos momentos es mantener la calma para transmitirle a su bebé la importancia de la época decembrina.

“Desde que mi hijo nació recorrí varios hospitales públicos y privados porque no me lo querían atender por lo pequeño que era. Luego, lo traje al Hospital de Niños y a la semana me lo operaron. En el tiempo que llevamos aquí me he hecho amiga de las enfermeras y de la madre de otro niño que tiene nueve meses hospitalizado. Para el 24 de diciembre estamos cuadrando compartir porque es un momento para estar unido con los seres queridos y ellas ya son como mi familia”, dijo.  

En el J. M. de los Ríos hay decoración navideña. Sobre todo en los departamentos donde los niños permanecen hospitalizados. Pese a los malestares que causan la quimioterapia y los tratamientos, los niños que están recluidos en el Servicio de Oncología participaron en una actividad organizada por la Asociación Venezolana de Padres de Niños con Cáncer. Una merienda y juegos infantiles anteceden la entrega de regalos que la fundación programó.  

Entre camillas, equipos y enfermeras, un enorme muñeco de nieve con gorro navideño destaca en el Servicio de Urgencias del J. M. de los Ríos. En el techo hay arbolitos y cuelgan estrellas, que cambian el paisaje de los niños con enfermedades crónicas que pasarán la Navidad en las camas de la sala. Es el caso del hijo de Marina Carillo, que tiene un tumor en el cerebro. A los 8 años de edad, el niño ha sido operado casi 10 veces. Ha recibido tratamientos de quimioterapia y de radioterapia y el regalo que pide al Niño Jesús es estar en su casa.

“Vivimos en Maracay, estado Aragua. Vamos a cumplir dos años en Caracas. La médica que lo está tratando me dijo que falta como un año de tratamiento más. Lo que queda es esperar que me digan hasta cuándo estaremos aquí y que mi hijo tenga fuerzas para recibir los tratamientos. Para Navidad no tengo ánimos de hacer nada. Él solo me pide estar en nuestra casa con sus dos hermanos y la familia”, relató.

Carillo no sabe cuándo pueda complacer a su niño. Sin embargo, asegura que su fortaleza le permitirá afrontar la situación: “Tengo que darle ánimo y esperar el tiempo que sea necesario para que mejore. Si mi hermana puede estar con nosotros en Navidad, compartiremos con ella. Sé que todo va a pasar. Él es un niño que se va a recuperar porque ha pasado por pruebas muy fuertes”.


Regalos en el hospital Vargas. Los pacientes que estén recluidos el 25 de diciembre en el hospital Vargas tendrán la oportunidad de recibir regalos en la jornada que desarrollarán los miembros de la Fundación Amigos de Arjona en ese centro asistencial.

Al hijo de Wilmaris Jiménez le sobrarán obsequios. Sus padres harán lo posible por llevarle varias de las peticiones que el niño, de 2 años y 5 meses de edad, hizo para Navidad. El pequeño, que tiene una infección del hueso conocida como osteomielitis, pidió un carro, una moto y una computadora.

“La infección le está agarrando el hueso de la pierna derecha. Está en tratamiento con antibióticos y en enero lo van a operar. De repente, el papá va a venir 2 horas el 24 de diciembre y después se va con nuestro otro niño. Lo más esencial del Niño Jesús que pidió se lo vamos a traer para que tenga sus regalos aquí y los demás juguetes se los dejaremos en casa para cuando regrese”, precisó Jiménez.


RECUADRO


Un seismesino en terapia intensiva


Nelson Mejías y su esposa tendrán una Navidad atípica en 2013. El 24 de diciembre se alternarán para asistir a las 3 visitas que les permiten, a las 11:00 am, a las 4:00 pm y a las 8:00 pm, para ver a su bebé seismesino en el área de terapia intensiva del Hospital de Clínicas Caracas. Luego, deben ir a casa para cumplir el ritual de Navidad con sus otros hijos, de 4, 5 y 12 años de edad: “Los médicos no nos han dicho hasta cuándo estará en observación. Asumimos que será hasta los 9 meses. Nuestros otros hijos no saben lo que pasa con su hermano. No podemos quitarles la inocencia ni la ilusión del Niño Jesús. Tenemos que darles sus regalos y vestirlos con los estrenos. Esta situación es bastante fuerte. Afortunadamente ahora estoy de vacaciones y puedo dedicar más tiempo a las diligencias”, afirmó Mejías.







@Angelicalugob


alugo@el-nacional.com