• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Nicaragüenses participaron en un maratón para rechazar la violencia hacia la mujer

Víctima de violencia doméstica | Francesca Commissari

Víctima de violencia doméstica | Francesca Commissari

La iniciativa también manifiesta su oposición a la eventual reforma a la ley que castiga las agresiones por razones de género

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cientos de nicaragüenses participaron hoy en un maratón por la vida y la no violencia hacia las mujeres, y contra una eventual reforma a la ley que castiga las agresiones por razones de género.

El maratón se realizó un día después de que las comisiones de la Mujer y de Justicia de la Asamblea Nacional (Parlamento) dictaminaran a favor de un proyecto de reforma a la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, que entre otras cosas incluye la mediación entre víctimas y agresores para "lesiones leves", un recurso que hasta ahora no admite.

"Este es un rechazo a la reforma a la Ley", dijo a Efe la presidenta de la Red de Mujeres contra la Violencia, Elia Palacios, una de las organizadoras de la actividad.

Hasta ahora esa Ley no acepta el recurso de la mediación, y según la líder del organismo feminista, el objetivo de esa medida, cuando fue aprobada, fue impedir que un hombre pasara de la amenaza a los hechos.

El 26 de agosto pasado, la Corte Suprema de Justicia presentó con carácter urgente a la Asamblea Nacional un proyecto de reforma a la ley, en la que recomendaron modificar un artículo y añadir otros dos, cuyo resultado equivale a que se reconozca la mediación.

La mediación se incluiría en casos de lesiones leves, violencia psicológica, patrimonial, económica, laboral y violencia en el ejercicio de la función pública, siempre que la víctima así lo decida y el agresor no haya cometido delitos de violencia intrafamiliar anteriormente, de acuerdo con la iniciativa.

Otros delitos que no merecerán cárcel de forma obligada para los hombres agresores son la intimidación o amenazas contra la mujer, la sustracción de hijos, omisión de denunciar delitos contra mujeres y la obligación de denunciar actos de acoso sexual.

Esa ley sanciona el maltrato hacia las mujeres y tipifica el "femicidio" como el delito que comete el hombre que dé muerte, en privado o en público, a una mujer, como resultado extremo de la violencia.

La norma impone hasta 30 años de prisión, la pena máxima, a los hombres que ejerzan violencia sobre las mujeres.

La Suprema rechazó varios recursos de inconstitucionalidad contra esa ley basados precisamente en que no permite la mediación aunque la mujer perdone al hombre, y a que hay penas demasiado duras y rígidas contra los varones. Sin embargo, recomendó una reforma que incluya la mediación.

El proyecto de reforma a esa ley será discutido en el plenario la próxima semana, según fuentes legislativas.

La actividad, llamada "Maratón por la vida y la no violencia hacia las mujeres", fue realizada en el centro de Managua, y participaron tanto mujeres como hombres, adolescentes e incluso niños y niñas.

"Estamos en esto porque la mediación pone a las mujeres a un paso de la muerte, porque los diputados están violentando los derechos de las mujeres", advirtió Palacios.

Las integrantes de la Mesa de Equidad de Género, que aglutina a 22 organizaciones defensoras de mujeres, anunciaron más protestas para la próxima contra la eventual reforma legal.

Durante 2012 fueron asesinadas 76 mujeres, según datos de la Policía Nacional, y 85, de acuerdo con cifras de organismos de mujeres, de las cuales 13 habían aceptado la mediación con su agresor.

En lo que va de año, al menos 64 mujeres han sido asesinadas en Nicaragua, según la Mesa de Equidad de Género.