• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Murió el expresidente Jaime Lusinchi por una afección pulmonar

El exmandatario, oriundo del estado Anzoátegui, iba a cumplir 90 años de edad el 27 de mayo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El expresidente Jaime Lusinchi falleció anoche a las 10:33 pm a la edad de 89 años. Se encontraba recluido en la unidad de cuidados intensivos de la clínica Leopoldo Aguerrevere por una afección pulmonar.

Más temprano su hijo Álvaro Lusinchi informó que presentaba un cuadro bastante delicado debido a que los pulmones los tenía afectados y eso le había ocasionado complicaciones en otros órganos.

Lusinchi, que la semana próxima, el 27 de mayo, cumpliría 90 años de edad, gobernó el país entre 1984 y 1989; el anzoatiguense fue diputado del extinto Congreso Nacional y senador vitalicio de la República entre 1989 y 1993. Con el lema de un gobierno de austeridad y sensibilidad social, fue candidato de Acción Democrática y ganó con 3,7 millones de votos.

Comenzó su mandato el 2 de febrero de 1984, con una economía maltrecha, y en 1989 fue cuando le entregó el poder a Carlos Andrés Pérez, candidato de su mismo partido.

Lusinchi era médico pediatra, egresado de la Universidad Central de Venezuela en 1947, y cursó estudios posteriores en Argentina, Chile y Estados Unidos. Durante su gestión de gobierno se construyeron en Caracas el Paseo Vargas, el Complejo Habitacional Juan Pablo II en Montalbán, la Línea 2 del Metro de Caracas (tramo Zoológico/Las Adjuntas-La Paz) y el Hospital Domingo Luciani, en El Llanito. Además se finalizó la segunda fase de la Central Hidroeléctrica de Guri y la Central Hidroeléctrica San Agatón, parte del complejo Uribante-Caparo; se erigió la represa del río Turimiquire, en el estado Monagas, se dio inicio a la construcción de la autopista de oriente y se edificaron 331.615 viviendas.

Asimismo, creó la Comisión para la Reforma del Estado, Copre, con la cual se lograría la descentralización de las regiones. Durante su período presidencial, en 1985, el país recibió por primera vez la visita de un sumo pontífice, Juan Pablo II; y también bajo su mandato se refinanció la deuda del país.