• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Mujer se casó con condenado por el crimen de su gemela

Víctor Cingolani fue hallado partícipe en el homicidio de la modelo Johana Casas y condenado a 13 años de prisión el pasado junio. Asegura ser inocente en el crimen de la muchacha, que también fue su pareja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una joven del sur de Argentina se casó hoy, en el día de San Valentín, con un hombre sentenciado a 13 años de prisión como "partícipe necesario" en el asesinato de su hermana gemela.

Lejos de toda atmósfera de romanticismo, la boda, tachada de macabra por muchos medios locales, se concretó tras haber sido pospuesta por varios meses a pedido de la familia de la novia y su gemela, asesinada en 2010.

En medio de un fuerte dispositivo policial, con efectivos muñidos con escudos y perros, la novia, Edith Casas, de 23 años, fue la primera en llegar hoy al registro civil de la sureña ciudad argentina de Pico Truncado (a 1.572 kilómetros de Buenos Aires).

Minutos después lo hizo el novio, Víctor Cingolani, trasladado hasta allí por el servicio penitenciario desde la cárcel en la que cumple condena por el crimen de Johana Casas.

Al llegar al registro civil, Cingolani fue recibido con algunas pedradas e insultos por vecinos de la localidad.

Cingolani y Edith Casas iban a casarse en diciembre pasado, pero el enlace se suspendió por un recurso judicial interpuesto por los padres de la joven, pero el mes pasado la jueza Gabriela Zapata finalmente autorizó la celebración del matrimonio civil.

Tras la boda, Cingolani, de 28 años, fue trasladado al penal de Pico Truncado.

"Ahora vamos a ir a la cárcel a festejar con mi hermano", dijo en declaraciones al canal TN, de Buenos Aires, Claudia Cingolani, hermana del detenido.

En una entrevista concedida al mismo medio, el novio dijo horas antes de casarse que deseaba "formar una familia con la mujer" que ama.

"No siento que mi casamiento irrite. Yo con Edith tengo una relación desde 2007. Por eso no sé cuál es el sentido de esperar si llevamos tanto tiempo juntos", señaló.

En tanto, la madre de Edith, Marcelina Orellana, insistió hoy en que teme por la vida de su hija: "Tengo miedo por Edith. Él es un asesino, no es normal".

Durante el juicio que se siguió por el asesinato de su hermana gemela, Edith acusó a su ahora esposo de haberla violado en reiteradas oportunidades, pero luego dijo a los medios locales que lo hizo "por presiones de su familia".

Cingolani fue hallado partícipe en el homicidio de la modelo Johana Casas, de 20 años de edad, asesinada de dos balazos en 2010, y condenado a 13 años de prisión el pasado junio.

El hombre asegura ser inocente en el crimen de la muchacha, que también fue su pareja.