• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Módulo de emergencias no ofreció servicio ayer

Usuario no conocen la existencia de un módulo de emergencia | Foto: Manuel Sardá/El Nacional

Usuario no conocen la existencia de un módulo de emergencia || Foto: Manuel Sardá

Solo funciona una unidad de primeros auxilios de Bomberos Forestales en el Parque del Este y no es de fácil ubicación para todos los usuarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los más de 270.000 visitantes que cada mes acuden al Parque Generalísimo Francisco de Miranda siguen vulnerables ante la escasa asistencia médica que ofrece el lugar, No se han tomado medidas al respecto, pese a que esta semana un hombre murió de un infarto allí por no recibir atención oportuna.

La oficina de Atención Prehospitalaria, ubicada en el salón de usos múltiples al lado de la pista de trotadores, entró en funcionamiento en enero de 2013 para casos de emergencias. Sin embargo, ayer en la mañana estaba cerrada al público no obstante la gran cantidad de personas que visitaba el parque.

Pocos parecen conocer de la existencia de este módulo. La señalización y los mapas de ubicación no hacen ninguna mención de esa oficina para orientar a los usuarios en caso de algún percance.

El 21 de enero de 2013, Cristóbal Francisco Ortiz, el entonces ministro de Ambiente, aseguró que la oficina prestaría servicio siempre que el parque estuviese abierto. Anunció además que contaría con todos los requerimientos necesarios para salvar vidas: enfermeros graduados, especialistas en primeros auxilios y equipamiento mínimo, pero solo una unidad de primeros auxilios de los Bomberos Forestales, con dos paramédicos, patrullaba ayer las caminerías del lugar.

Empleados de Inparques explicaron que solo hay una ambulancia para atender emergencias cuando los guardias nacionales, apostados a la entrada del parque, y trabajadores en taquillas les avisan por radio de alguna situación. De ser necesario, el vehículo debe recorrer un extremo a otro para atender las emergencias.

La delincuencia también es una de las preocupaciones principales. Una usuaria que estaba entrenando ayer señaló que aun cuando los fines de semana es menos probable ser asaltado debido a la cantidad de personas que visita el lugar, el robo de celulares y los hurtos de pertenencias en los vehículos estacionados siguen siendo un problema que amerita solución urgente. 

Ayer solo se observó la presencia de tres funcionarios armados de la Guardia Nacional Bolivariana armados en la entrada peatonal del parque.