• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Modificaciones a fachadas pueden dañar el patrimonio

UCV | Raúl Romero

UCV | Raúl Romero

Integrantes del M-28 hicieron un mural que originó descontento en la comunidad estudiantil. Autoridades de la UCV llevarán el caso a Consejo Universitario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El martes en la tarde, estudiantes identificados con el grupo M-28 pintaron un graffiti con las caras de Hugo Chávez y el Che Guevara en una pared de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Central de Venezuela. El mural fue pintado sin solicitar permiso a las autoridades, pese a que el recinto es Patrimonio de la Humanidad.

María Eugenia Bacci, directora del Consejo de Preservación y Desarrollo, explicó que los muros del edificio de Faces están hechos de concreto en obra limpia. El planteamiento arquitectónico de ese material exige la pureza absoluta de sus paredes porque toda intervención que se realice en ellas las deteriorará gradualmente.

“El muro ha sido intervenido en otras ocasiones, y en todas lo hemos limpiado. Ahora con este graffiti se han colocado varias capas de pintura en dos días y cuando tengamos que pintarlo nuevamente será más difícil para su conservación. Utilizar el hidrojet con mucha presión deteriora la obra. Debe haber un punto intermedio entre el patrimonio y la libertad de expresión”, añadió.

Para Bacci, el problema radica en el poco aprecio y sentido de pertenencia que tienen algunos estudiantes por los valores de la universidad, que fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2000.

La especialista considera que la mejor acción que puede tomarse para conservar la arquitectura en la UCV es cultivar el sentimiento de pertenencia y cuidado del patrimonio en los estudiantes.

Reacciones

Ayer en la mañana, el mural amaneció dañado por trazos de color blanco pintados al azar. Un profesor terminó de cubrirlo con pintura comprada por estudiantes de la facultad, para darle uniformidad a la pared. El acto enfureció a los integrantes del M-28, que comenzaron a discutir con los jóvenes que se encontraban en el lugar.

Una hora más tarde decidieron volver a pintar el muro, pero esta vez de rojo, lo que originó el repudio de la comunidad estudiantil.

Raymond Mata, integrante del M-28, defendió el graffiti como expresión de los ideales en los que cree. “Dentro de mi autonomía yo puedo hacer y decir lo que quiera. Si nosotros queremos hacer un mural, entregar panfletos o cualquier otra cosa, creo que estamos en todo el derecho, y si nos pintan el mural mil veces, nosotros lo volveremos a pintar mil veces más”.

Alejandra Uzcátegui, que cursa Estudios Internacionales, considera que esas acciones lo que hacen es dañar la UCV.
“Es necesario que en la universidad exista un lugar donde los jóvenes puedan expresarse de forma artística, pero los edificios de las facultades no son para eso porque son parte de nuestro patrimonio”, dijo Uzcátegui.

Tras una breve discusión, el estudiante de Economía Yupairo Magallanes resultó herido en la cabeza por repetidos golpes con la cacha de un arma de fuego. Como consecuencia, el joven fue llevado a un centro de salud donde le tomaron dos puntos en la frente.

Bacci subrayó que es importante retirar el rojo del mural lo más pronto posible, debido a que cualquier cambio que se haga a una fachada dentro del campus afecta la policromía original de Carlos Raúl Villanueva. Aseguró que no se descarta la posibilidad de restituir la pared en el futuro con concreto en obra limpia.

Las autoridades de la universidad no tomarán acciones inmediatas contra los promotores del mural. Amalio Belmonte, secretario de la UCV, afirmó que el hecho de que hayan sido los mismos estudiantes los que impidieron la restitución de la obra que comenzaron el martes es más aleccionador para el grupo izquierdista.

De igual manera, la decana de Faces entregará un informe en el próximo Consejo Universitario que determinará los correctivos necesarios del caso.

Lo dijo:

Adelina Dragotta, estudiante de Comunicación Social

Estoy de acuerdo con que cada quien defienda sus ideales, pero la manera más adecuada no es precisamente dañando el patrimonio de la humanidad. Pintar ideales políticos en las paredes de una facultad me parece un abuso. Les pido a esos grupos que respeten mi universidad.

Hilda Rubí González, coordinadora del movimiento 100% ucevistas y secretaria general de la FCU

Un mural no es el medio adecuado para debatir ni para expresar ideas, y menos aún un mural pro gobierno porque somos una universidad autónoma. Están dañando las instalaciones de la universidad. Nosotros mismos limpiaremos y pintaremos esas paredes que ellos han manchado.