• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

En Misión Vivienda improvisan estacionamientos para motos

Los residentes de GMVV recomiendan no estacionar en las calles porque les roban las motos | FOTO William Dumont

Los residentes de GMVV recomiendan no estacionar en las calles porque les roban las motos | FOTO William Dumont

En algunos edificios utilizan el espacio de los bajantes para guardar las motos, también aprovechan los espacios de recreación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las motocicletas de los habitantes del urbanismo de la Misión Vivienda en Bellas Artes pasan la noche en la calle, encadenadas para que no se las roben. La acera pasa a ser un improvisado estacionamiento.

Los vecinos no tienen un lugar para guardarlas. No hay espacio para ese tipo de vehículos, que mayoritariamente poseen quienes viven en ese conjunto, ubicado entre las avenidas Bolívar y México, detrás del hotel Alba Caracas. Para acabar con el problema, algunos se están organizando para acondicionar un local para que les sirva con ese fin.

En la avenida Libertador, en las torres del conjunto Libertador I, las guardan en el cuarto donde se deposita lo que se arroja por los bajantes, un lugar en el que caben entre seis y siete motos. 

Los visitantes suelen estacionar afuera, cerca de las entradas, pero recomiendan no hacerlo para que el hampa no aproveche oportunidades. Sin embargo, no tienen opción. Además, es engorroso meter la moto en el edificio y buscar un lugar.

 “Yo siempre les digo que no las pongan ahí, no es recomendable porque se las pueden llevar”, dice una persona que trabaja en una de las torres.


Con los carros. Más adelante, en los edificios Atahualpa, cercanos a la Funeraria Vallés en La Florida, dejaron de estacionar en las calles, por lo que ahora aprovechan los sitios de recreación que tienen adentro. Jonathan Gutiérrez, uno de los habitantes, dice que robaban demasiado. Calcula que se llevaron por lo menos 10 motos.

“Eso es un problema. Las guardamos en el patio del fondo, en el espacio que es para los niños. Hay una gran cantidad”, contó sobre cómo tienen que resolver. Pero con los carros no hay opciones. La calle es el único sitio, a pesar del hampa. Según Gutiérrez, al menos dos automóviles han sido robados.

En una esquina cercana a otro de los bloques construidos por el gobierno funciona una línea de mototaxis. “Algunos de los que trabajan en la línea viven ahí. Las guardan adentro. Allí hay espacio”, dijo uno de los encargados del negocio que se identificó como José Manuel, a secas.

Cerca de la estación de Metro de Colegio de Ingenieros, también aprovechan los espacios internos, bien sean los de recreación o unos pequeños cuartos en el que caben por lo menos cinco motos.