• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Venados liberados pueden estar en riesgo

El venado caramerudo es una especie en peligro de extinción | efe

El venado caramerudo es una especie en peligro de extinción | efe

Los ejemplares, que estuvieron en cautiverio, fueron soltados por el Ministerio del Ambiente en una estación biológica en Anzoátegui

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El venado caramerudo sigue en la mira de los cazadores. Pese a que está en veda indefinida desde 1979 en el país, la especie en peligro de extinción no ha podido librarse de ser una presa fácil.

Omar Hernández, director de la Fundación para el Desarrollo de las Ciencias Físicas Matemáticas y Naturales, asegura que es preocupante el estado de la especie: “Ha pasado el tiempo suficiente para reproducir grandes poblaciones del venado caramerudo (conocido por su nombre científico como Odocoileus virginianus goudotii), pues existe una veda indefinida. Sin embargo, cada vez se ven con menos frecuencia. Eso podría ser un indicador de que no se han logrado garantizar las condiciones necesarias para su reproducción y supervivencia”.

El Ministerio del Ambiente liberó el domingo, en la estación biológica de Petrocedeño, en el estado Anzoátegui,  51 venados caramerudos. “Estamos devolviendo la libertad a un total de 26 hembras, 24 machos y un cervatillo.  Entre los ejemplares hay 20 que están preñadas. Eso incrementará la población a 70 ejemplares en muy poco tiempo”, dijo el ministro Miguel Leonardo Rodríguez.

Las expectativas del titular del Ambiente podrían reducirse, si no se toman medidas adecuadas de preservación. Hernández afirma que la especie es vulnerable: “¿Qué futuro puede tener un venado manso, que estuvo en cautiverio, cuando es soltado en espacios naturales? El resguardo y control serán indispensables para conservarlos, pues estarán más expuestos que especies de la fauna silvestre a ser víctimas de depredadores, cazadores furtivos e, incluso, atropellos por vehículos”, señaló.

El ministerio ha ensayado en el pasado programas similares para liberar tortugas en su hábitat natural, pero Hernández recuerda que los mamíferos, a diferencia de los reptiles, requieren de cuidados maternales cuando son crías. “Si sueltas a una tortuga recién nacida no habrá mayores inconvenientes, pero con un venadito, sí”.

En el Ministerio del Ambiente aseguran que en la estación biológica de Petrocedeño, que cuenta con una extensión de 50.425 hectáreas, las condiciones son adecuadas para que la especie pueda desarrollarse con éxito e incrementar su presencia en la zona sur del estado Anzoátegui.

Programas. La propuesta de algunos expertos es desarrollar programas que permitan monitorear a las especies liberadas. A los venados, por ejemplo, hay que ponerles un radiocollar  para su control. “No se trata simplemente de soltarlos. Si, realmente, se quiere preservar a estas especies y aumentar su población, se necesitan planes integrales. Debe revisarse por qué siguen en merma”, concluyó Hernández.