• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Ministerio de Educación intervino liceo Fermín Toro

Foto: Archivo El Nacional

Foto: Archivo El Nacional

El 12 de enero removieron a 50 docentes de sus cargos y expulsaron a 250 alumnos. Algunos no consiguen cupo en otros institutos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Zona Educativa del Distrito Capital intervino la sede del liceo Fermín Toro el 12 de enero, después de un hecho de violencia ocurrido en diciembre. La medida también acarreó el cambio de su misión cultural a la pedagogía tradicional, la transferencia de todos los docentes a otras instituciones y la expulsión de algunos alumnos con el argumento de que tenían muchas actas por problemas de conducta, inasistencias, o no pertenecían a la jurisdicción.

Varios conflictos detonaron los cambios en el liceo Fermín Toro, uno de los más antiguos de Caracas. Ex docentes del liceo que fueron transferidos a otros institutos denunciaron que en diciembre un grupo de estudiantes amenazó de muerte y golpeó a los directivos de la institución. El ex director Jesús Ramos habría encontrado bebiendo y fumando dentro del plantel, y ante el reclamo, los estudiantes lo agredieron físicamente. La Guardia de Honor de Miraflores acudió al liceo para intervenir en la pelea y detuvo a un estudiante de 17 años de edad por golpear y escupir a uno de los oficiales. Un grupo de personas armadas, presuntamente integrantes de colectivos, entre ellos presuntamente estaba el hermano del adolescente detenido, secuestró al director hasta las 8:00 pm, cuando liberaron al menor de edad. La denuncia fue llevada a la Fiscalía. Para ese entonces la directiva tenía apenas ocho meses en los cargos y estaban auditando el funcionamiento del PAE por presuntas irregularidades administrativas que involucrarían a tres consejos comunales de la zona.

En enero, comenzaron los cambios. La misión cultural del liceo se suprimió y ahora funciona como un liceo tradicional. También se amplió el horario hasta las 4:30 pm, que antes finalizaba al mediodía. El Fermín Toro fue fundado en 1936 y reinaugurado en 1958 y rebautizado en 2006 por el presidente Hugo Chávez como Liceo Bolivariano de Formación Cultural Fermín Toro. Con la vocación cultural se crearon las menciones Acervo Cultural y Valores Patrimoniales, Artes Escénicas y Danza, Artes Musicales, Artes Visuales y del Espacio, Artes Culinarias y Ciudadanía Ambiental. Cada mención tenía dos secciones, al menos, por año escolar. En cuarto y quinto año hoy solo hay dos por grado y la matrícula se redujo a 40 alumnos por aula.

La reducción de la matrícula del plantel -de 700 estudiantes en bachillerato- se debe en parte a las expulsiones que acarrearon los incidentes de diciembre. Representantes de alumnos denunciaron que sacaron del plantel a por lo menos 250 alumnos, desde preescolar hasta bachillerato.

La madre de tres alumnos del liceo, de primer y tercer nivel de preescolar y de primer grado, quien no quiso identificarse, denunció que no encuentra cupo para sus hijos que fueron expulsados del Fermín Toro a mitad del año escolar. Otros representantes dijeron que lograron que sus hijos permanecieran en el liceo después de acudir al Consejo de Protección de los Derechos de Niños y Adolescentes para denunciar la violación de su derecho al estudio. Denunciaron además que cuando ocurrieron los cambios se perdieron los registros de notas, debido a que se llevaron las computadoras en un presunto allanamiento.

La nómina profesoral también se redujo: alrededor de 50 profesores fueron trasladados a otras instituciones con el argumento de que no estaban capacitados para dar clases. También se recortó el receso de los estudiantes. De 45 minutos a media mañana pasó a 10 minutos después de cada clase y los jóvenes van a comer o al baño bajo la supervisión de un docente.

Los cambios han generado rechazo. El viernes pasado un grupo de estudiantes manifestó en las afueras del plantel y la Policía Nacional Bolivariana los replegó con bombas lacrimógenas. El Nacional contactó al Ministerio de Educación, pero se negaron a declarar sobre el caso. Juan Pablo Palma, asistente del ministro de Educación, anunció que el liceo será reinaugurado en los próximos días. Sin embargo, ayer los representantes fueron citados para pedirles que organizaran una vendimia para recaudar fondos para la rehabilitación de la infraestructura.