• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Ministerio de Ecosocialismo comenzó con despidos y sin funciones claras

Entre los empleados del extinto Min Ambiente hay tensión e incertidumbre | Foto Raúl Romero

Entre los empleados del extinto Min Ambiente hay tensión e incertidumbre | Foto Raúl Romero

Trabajadores del antiguo despacho de Ambiente denuncian destituciones injustificadas, reducción de salarios y reubicación en puestos con funciones distintas a las usuales, desde enero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la llegada de 2015, el Ministerio de Ecosocialismo, Vivienda y Hábitat asumió todas las responsabilidades de los despachos de Ambiente y Vivienda, tal como lo establece el decreto que se publicó en la Gaceta Oficial Nº 40489. En medio del reajuste no han faltado las irregularidades. Trabajadores han denunciado el despido de 21 personas —al cierre de esta edición—, así como la confusión que existe entre las funciones de los cargos y actividades que llevaban a cabo habitualmente.

Venezuela fue el primer país de América Latina que tuvo un Ministerio del Ambiente, luego de que en 1976 se separara en tres instituciones el Ministerio de Obras Públicas. Pionero en el desarrollo de políticas exclusivamente ambientales, 40 años después relega la cartera a un viceministerio.

Entre los empleados del extinto Min Ambiente hay tensión e incertidumbre. Edixon Canache, que desde hace 13 años labora en ese despacho, lidera un grupo de personas que han visto sus derechos vulnerados: 21 trabajadores han sido despedidos, otros tantos han sido obligados a volver a sus puestos aun cuando estaban de reposo y a todos les eliminaron las primas por antigüedad.

Canache señala como responsable a la directora de Gestión Humana, Ana Yadira Baltodano, a quien ha denunciado ante la Defensoría del Pueblo, la Vicepresidencia de la República y, más recientemente, ante la Fiscalía, adonde acudió acompañado por sus compañeros de trabajo el pasado martes.

El Nacional intentó contactar a Baltodano en varias oportunidades. Las reuniones laborales y las marchas gubernamentales no lo permitieron.

“La directora se ha dedicado a decirle a los trabajadores que están botados o que llenen una nueva planilla de solicitud de ingreso. No reconoce antigüedad ni vacaciones. Rebajó sueldos y salarios en 60%. Según ella, esto es un borrón y cuenta nueva”, relata Orlando Ramírez, presidente del Sindicato de Transporte y Obreros del ministerio.

A Atencio Atencio, de 72 años de edad, jubilado después de 46 años de servicio en la administración pública, le suspendieron el pago de la pensión. Desde el 20 de diciembre no ha recibido ni un céntimo.

Los trabajadores denuncian que ninguna de estas medidas ha sido notificada por escrito y que desde enero no les entregan recibos de pago.

Riolama Fernández tiene 19 años de servicio en la institución en Ciudad Bolívar. Como parte de la Unidad de Cooperación Técnica, su función es hacer la evaluación ambiental de proyectos de desarrollo. “A los funcionarios de carrera no nos están asignando trabajo. Este año no ha llegado ni un proyecto a nuestros escritorios. Podrían estar planificando construir casas en un cauce de un río o en un área protegida y nadie va a decir que no. Eso es lo que significa la supresión del Ministerio de Ambiente”, advierte.


Equilibrio en entredicho
Una de las críticas fundamentales que se plantean algunos expertos con la fusión de Vivienda y Ambiente es el conflicto de intereses que se presenta entre la defensa del ambiente y la construcción de viviendas. “Una de las funciones importantes era hacer cumplir los reglamentos en materia de ambiente urbano. Con esta decisión lo que se ve es la intención de bajarle la categoría a esas actividades”, dice Arnoldo Gabaldón, primer ministro de Ambiente del país.

La correlación de fuerzas tiene expresión en la nueva página web del ministerio y en su cuenta de Twitter. El 7 de marzo, de 36 tuits enviados solo 8 tenían que ver con actividades de conservación y ambiente, el resto refería a entregas y avances de la Misión Vivienda y a mensajes gubernamentales. En el portal las principales fotos son de urbanismos de programa gubernamental. 

Para Zulma Bolívar, presidente del Instituto Metropolitano de Urbanismo, la medida es como “pagarse y darse el vuelto”, al poner a una institución y a su fiscalizador del mismo lado del escritorio. “El respeto del equilibrio ecológico tiene que estar garantizado por un actor que no sea el mismo que busca construir indiscriminadamente”.

Edgar Yerena, profesor de Áreas Protegidas del Departamento de Estudios Ambientales de la Universidad Simón Bolívar, cree que es necesario que existan dos cabezas encargadas de las políticas de construcción de viviendas y de preservación del ambiente. “La política ambiental en Venezuela era débil y ahora creo que será inexistente”.

Sin embargo, Armando Rodríguez, abogado experto en materia urbanística, piensa que, salvo que las competencias del viceministerio de Ecosocialismo fueran reducidas o modificadas, la fusión puede ser beneficiosa. “No es que el ambiente está peleado con la ciudad. Lo ideal es desarrollar estrategias conjuntas y eficientes para las intervenciones urbanas y eso es más sencillo si está a cargo de un mismo ente”, indica.

Entre las funciones del Min Ambiente que deberían ser heredadas por el viceministerio de Ecosocialismo están la preservación del equilibrio entre el suelo urbano, el rural y el cuidado de las áreas protegidas. También le corresponde lo relacionado con el agua, el sistema de acueductos y el control de la calidad del agua.