• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Miguel Henrique Otero: Reinventar un medio implica convicción y persuasión

Miguel Henrique Otero, presidente editor de el Diario El Nacional

Miguel Henrique Otero, presidente editor de el Diario El Nacional

El presidente editor de El Nacional asistió este viernes a la reunión de medio año de la SIP en Puebla, México, donde se refirió a la reinvención del diario como uno de los procesos clave en el quehacer informativo de los tiempos actuales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional, participó este viernes en la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa en Puebla, México, donde se refirió a la reivindicación de los diarios tradicionales en Venezuela, y específicamente al proceso de reinvención de El Nacional, cuyo punto de partido ha sido la propia marca del diario.

"Pero este punto de partida lo ha sido en dos sentidos: en primer lugar, porque siendo una de las marcas más poderosas en el ámbito venezolano podía servirnos de base para nuestro objetivo de reinventarnos. En segundo lugar, que al ser una marca tan consolidada, ella misma incitaba a las fuerzas que se resistían al cambio, a la reinvención", recordó.

A su juicio, reinventarse implica convicción y capacidad de persuasión. "Hay que tener un fuerte y argumentado convencimiento para persuadir a todos los involucrados de que el camino para sostenerse en un mundo en el que se están produciendo cambios significativos es reinventarse".

Otero señaló que la reinvención de El Nacional no supuso "un rompimiento con su tradición y con sus prácticas más destacadas".

"Se preservó siempre la conciencia de que para reinventarnos era necesario mantener como un elemento central, nuestra capacidad de pensar y producir contenidos. En otras palabras: reinventarse tiene unos límites. Reinventarse no es igual a negarse. No es igual a liquidar la propia esencia. Por lo tanto, nuestro reto fue siempre contestar a la pregunta de cómo cambiar preservando esa capacidad histórica de crear contenidos", señaló.

En este sentido, hizo referencia a lo que considera una de las dificultades de la exigencia de reinventarse: la autosuficiencia, "característica de los medios de comunicación, especialmente de medios como El Nacional, que tienen una larga historia, historia en muchos sentidos exitosa".

Contra esa autosuficiencia, continuó Otero, han trabajado haciendo uso de recursos como consejos editoriales, encuestas, estudios cualitativos de lectoría, reuniones con lectores, consultas a diversos especialistas y contratación de asesores expertos en el desarrollo de nuevos medios de comunicación, entre otras.

"A partir de lo que nos han sugerido, hemos multiplicado nuestra capacidad de producir contenidos, no sólo para medios y canales on line, como la web o Twitter, sino también para una editorial, un periódico de corte popular, una revista dedicada a sociales y al buen vivir, una revista para la mujer, una revista dominical para la familia, así como muchos otros suplementos dedicados a viajes, gastronomía, salud y otros, además de encartes, ediciones temáticas especiales y productos educativos", precisó.

En opinión del editor, esta multiplicación de formatos de contenido, conllevó "un profundo cambio de actitud, una verdadera reinvención". Con ello se refirió "a la creación de una cultura empresarial que privilegia el conocimiento de las audiencias, y que desarrolla productos para cada una de ellas", pues "la reinvención no es gratuita, sino que está directamente relacionada con los cambios que se están produciendo en nuestras sociedades".

¿Cómo reinventar un medio de comunicación?

Miguel Henrique Otero explicó que reinventar una empresa informativa sólo es posible si se trabaja "con la misma responsabilidad y dedicación con que desarrolla proyectos y nuevos productos", haciendo eficientes sus costos, invirtiendo adecuadamente y evitando los gastos de los que se pueda prescindir.

Este panorama, apunta Otero, "nos coloca frente a dos temas donde la toma de decisiones adquiere mucha relevancia (...) Uno, al modo como hacemos uso de las nuevas tecnologías, sobre todo en este momento, cuando la oferta está creciendo a una velocidad insospechada; y dos, a los cambios sustanciales que se están produciendo en el mundo en los modos de ejercer la ciudadanía, con lo cual una sola persona, con nada más que una cuenta de Twitter, puede constituirse en una fuerza ciudadana de significación".

Al respecto subrayó los temas que considera "más acuciantes" para quienes se dedican al quehacer informativo: "Nuestro pensamiento sobre la jerarquía de las fuentes, sobre la potencialidad del periodismo ciudadano, sobre los contenidos de las redes sociales y sobre la incorporación de nuestros lectores a las decisiones editoriales".