• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Desde Maracaibo y Caracas opera red de prostitución transexual hacia otros países

Chicas trans viajan a Alemania, Italia, España, Panamá y Colombia. | Foto: Panorama

Chicas trans viajan a Alemania, Italia, España, Panamá y Colombia. | Foto: Panorama

Chicas trans viajan a Alemania, Italia, España, Panamá y Colombia. Mafias se aprovechan de las necesidades de las jóvenes y les subsidian el viaje, luego cobran grandes intereses

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Susuna viene de Maracaibo, tiene 25 años, de éstos 10 años ha vivido en la calle. Es una transexual rechazada por su familia y de baja condicón económica.

Tiene poco tiempo residenciada en Caracas, ciudad que ve como un trampolín para “volar” a Panamá, donde desea trabajar. No conoce el término trata de personas, ni le preocupa las consecuencias que éste implica.

La mujer está consciente de los riesgos que conlleva su empresa. Su llegada a Caracas no fue fortuita. Huyó de su ciudad natal tras el homicidio de una amiga.

Las dos compartían el mismo oficio: trabajadoras sexual. La víctima fue marcada por la mafia que dirige el mercado sexual trans desde hace ya algunos años.

Desde el anonimato y amparada bajo un nombre ficticio, la chica transgénero sabe del difícil camino que busca transitar. No tiene los recursos económicos para emprender la aventura, ni el físico adecuado para ambicionar otros escenarios de vida. 

Aún no ha podido operar sus pechos, solo se ha inyectado agua destilada para generar cierto volumen, al cual ayuda con la toma de pastillas anticonceptivas, en lugar de hormonas.

“La vida que llevamos aquí es de perra. Nadie nos respeta. Todo el mundo nos maltrata, nos humilla, los policías nos golpean y roban cada vez que les da la gana, no podemos ni siquiera ir a una tienda, hasta los mismos vigilantes nos caen a palo. Hay hasta policías depravados que nos violan. Afuera por lo menos nos respetan más, tienen la mente más abierta, podré vivir mejor”, afirma, quien al igual que miles de personas está ideando su vida en otros horizontes.

A pesar del miedo que siente, la decisión está tomada. Lo primero es operarse, a cómo de lugar. Tiene a un amigo “que sabe ponerlas”.

Tiene previsto hacerlo en la habitación de un hotel en Valencia. No sería ni la primera ni la última en optar por esta opción, en lugar del quirófano de una clínica. La oferta es de 600 mil bolívares. “Mi amigo ya lo ha hecho”, se repite como una especie de mantra para darse confianza. 

El siguiente paso es contactar a una de las tres chicas que en los actuales momentos controlan la mafia de la extorsión en Caracas, Maracaibo y Barquisimeto, reseño el Panorama.

“Cada vez ocupan más terreno”, asegura Yonatan Matheus, director de Venezuela diversa, quien observa horrorizado la modalidad de acción de estas mujeres bajo el amparo de la impunidad. 

Asegura que en cada ciudad del país ya hay una “madre” responsable de los cobros y pases de facturas a las chicas que se prostituyen, incluso aquellas que se anuncian por las páginas web Distintas.com, Rumbacaracas.com, entre otras.

A la jefa de la mafia se le conoce como madre, equivalente al pram de la cárcel, es la que controla los pagos, las deudas y los cobros a las jóvenes que no han cumplido con las tarifas.

Para más información Panorama