• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Malas decisiones gubernamentales agudizan crisis hospitalaria

Hospital público de El Agodonal | Foto Francesca Commissari / Archivo El Nacional

Hospital público de El Algodonal | Foto Francesca Commissari / Archivo El Nacional

Los planes propuestos por el Ejecutivo para resolver la emergencia en el sector salud causada, principalmente, por la carestía de medicinas y materiales médicos no han dado resultados. En un año se instituyeron el Estado Mayor de Salud y los Colectivos de Dirección hospitalaria que intervienen en la administración de los recursos. Sin embargo, los médicos opinan que lo esencial es garantizar las divisas para importar lo que falta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el primer año de gestión del presidente Nicolás Maduro se instauró el Estado Mayor de Salud y se inició un plan de micromisiones hospitalarias para atender 11 centros. También harían 8.000 cirugías electivas en 3 meses y se instalaron los Colectivos de Dirección en los hospitales, integrados por miembros de la comunidad y especialistas. Sin embargo, ninguno de los planes frenó la crisis asistencial, marcada por la escasez de medicamentos y materiales médicos.

A juicio de Carlos Walter, director del Centro de Estudios del Desarrollo, ninguna de las decisiones gubernamentales ha sido acertada porque no atienden el problema de fondo: la falta de divisas para importar los materiales médicos que se requieren.

“La agenda del gobierno es equivocada porque el diagnóstico es equivocado. Esta crisis rebasó al sector salud porque tiene un componente nuevo que es la crisis económica. No hay medicamentos ni insumos y muchos equipos están fuera de servicio porque no hay repuestos. Todos tienen un denominador común: tienen que ser importados y no los pueden traer sin las divisas”, precisó.

Las micromisiones iniciadas en septiembre de 2013 tenían cinco prioridades: equipamiento, solución del déficit de personal, suministro de insumos y medicamentos, mejoras de la infraestructura y de la seguridad. Las soluciones aún no se concretan.

El 17 de marzo la red de Médicos por la Salud denunció por las redes sociales las carencias del sector. En la actividad que recogió datos de 84 de los 277 hospitales del país se determinó que apenas 3% de ellos tienen insumos para trabajar. 38% de los pabellones quirúrgicos no están operativos y 51% de esos centros no tienen catéteres ni sondas.

Ricardo Strauss, presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes del Hospital Universitario de Caracas, destacó que hay 3.000 pacientes en lista de espera por cirugía en esa institución.

“La agenda del gobierno ha sido errónea. No veo una disposición ni ganas de solucionar los problemas. En este momento no hay gases arteriales en el hospital para diagnosticar enfermedades metabólicas y para descompensaciones por diabetes. Por el contrario, proponen que los pacientes vayan a centros privados”, dijo. 


Planificación reprobada
El vicepresidente del Área Económica, Rafael Ramírez, anunció el 10 de marzo la importación de 66 millones de medicinas cubanas, acción contraria a las peticiones que hacen los médicos: frenar las adquisiciones hasta que no se cumplan las recomendaciones del informe de la Contraloría General de la República de 2011.

El director del Cendes, Carlos Walter, recordó que el ente detectó que varias toneladas de fármacos fueron comprados pese a que sobrepasaban la demanda. Otro lote fue comprado a punto de vencerse.

Giovanni Provenza, coordinador de la red Médicos por la Salud y residente del Hospital Periférico de Coche, centro intervenido en febrero de 2013, reprobó la planificación ejercida desde el Ministerio de Salud. Recordó que los hospitales no cuentan con presupuestos para manejarse, situación que influye en la crisis. Solo los hospitales universitarios de Caracas y Maracaibo, y el Cardiológico Infantil cuentan con recursos propios.

“Los hospitales no tienen independencia para comprar lo que necesitan y en ese proceso burocrático el paciente es el que sufre. Las mesas de trabajo son actos demagógicos”, resaltó. 

Entre micromisiones y créditos adicionales
Desde abril de 2013 hasta lo que va de marzo de 2014 se han aprobado cuantiosos recursos para el Ministerio de Salud, pero la inyección de dinero no ha resuelto la escasez.

En agosto de 2013 la Asamblea Nacional aprobó un crédito adicional por 2 millardos de bolívares al ministerio para gastos de funcionamiento, dotación de insumos, medicamentos, material médico quirúrgico, alimentación de pacientes, y servicios a los hospitales y ambulatorios.

Un mes después, con la puesta en marcha de las micromisiones hospitalarias se aprobaron 380 millones de bolívares del Fondo Chino y otros 35 millones de bolívares adicionales aportados por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.

En febrero, el Ejecutivo anunció el aporte de 2,2 millardos de bolívares para la creación de una reserva de medicamentos.

Un mes después, el Día del Médico, Maduro aprobó otros 1.888 millones de bolívares para el sector salud. De ese monto, 1.492 millones de bolívares para construcción y reparación de centros de la Misión Barrio Adentro y 84 millones se dispusieron para la refacción de 24 hospitales, 3 de ellos, el Enrique Tejera París, de Carabobo; y en Caracas, el Clínico Universitario, J. M. de los Ríos, ya habían sido incluidos en los planes de las micromisiones hospitalarias.