• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Madres no han podido ver a estudiantes recluidas en el Inof

Más de una semana ha pasado desde la última vez que las representantes de las seis estudiantes que permanecen en la cárcel de mujeres pudieron verlas. El miércoles pasado hubo un motín en el penal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las madres de Jennifer Jaramillo, Delibeth Briceño y Airam de Araujo viven asustadas desde que sus hijas fueron recluidas en el Instituto de Orientación Femenina, y más aún desde que el motín que se dio la tarde del miércoles pasado por la muerte de una reclusa. Las estudiantes están detenidas junto a otras tres por protestar.

Ingrid Carolina Maldonado no ve a su hija Airam de Araujo desde el 4 de mayo. En la última visita, no le dio tiempo de asistir porque le avisaron muy tarde. “Tras esa riña la preocupación es absoluta. Hemos estado sin saber si a las muchachas les pasó algo. Me dijeron que a ellas las resguardaron en un cuarto aparte luego del motín, pero no lo sé a ciencia cierta”. De Araujo es estudiante de tercer año de Ingeniería Civil en la Universidad Santa María. La última vez, se quejó de dolor en la cabeza donde tiene una herida ya cicatrizada causada al momento de la detención.

Jennifer Jaramillo, por su parte, es madre soltera de una niña de cinco años. Milagros Silveira, mamá de Jaramillo, dijo que tiene 7 días que no sabe nada de la joven de 21 años. “Estoy con los nervios de punta. La niña lo que hace es preguntarme por Jennifer, no la ha visto desde que la metieron en la cárcel”, contó Silveira.

A Delibeth Briceño la apresaron en El Valle cuando iba en un taxi a la plaza Alfredo Sadel. Pertenecía al campamento que estaba asentado ahí. Es estudiante de la Universidad Rafael Belloso Chacín, en Maracaibo, y estaba en Caracas para formar parte de la protesta. La última vez que su madre, Hilda Prado, habló con ella fue el 11 de mayo. “Estaba bien, ella es muy fuerte. Me dijo: ‘yo estoy aquí encerrada, pero tú estás afuera, ahora te toca luchar a ti’. Yo voy a pelear para que ella salga de ahí”. Prado se ha avocado a que revisen los cargos que imputan a Briceño de agavillamiento, instigación del orden público y detentación de objetos incendiarios.