• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Madres piden que sus hijos sean juzgados en libertad

Las madres contaron que al llegar a Yare III a los 10 jóvenes les raparon el pelo y les dieron uniformes | Foto Leonardo Noguera

Las madres contaron que al llegar a Yare III a los 10 jóvenes les raparon el pelo y les dieron uniformes | Foto Leonardo Noguera

Los 10 jóvenes mayores de edad detenidos en Santa Fe fueron trasladados a centros penitenciarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Madres de 4 de los 10 jóvenes que fueron detenidos el 26 de abril en Santa Fe claman por la liberación de sus hijos.

Joaquín Roca, Jhonny José Inojoja, Javier Monguilo, Marco Alexander Torres, Luis Andrés Picó, José Manuel Tavares, Jefferson Piñate, Aliyer Pacheco, Airam de Araujo y Bethania Farrera fueron aprehendidos el sábado, luego de una marcha por la educación, en el barrio El Güire por funcionarios de la GNB. Los ocho varones fueron trasladados la semana pasada a la cárcel de Yare III y las dos mujeres están en el INOF. 

En una rueda de prensa, las madres de algunos de los detenidos dijeron que los muchachos están en buenas condiciones. Fueron aislados del resto de la población penitenciaria, están uniformados y les raparon el pelo. El sábado lograron llevarles unas colchonetas al penal para que no durmieran en el piso.

Julia Gallegos, madre de Aliyer Pacheco, se lamenta porque su hijo “estaba en el sitio y la hora equivocados”. El joven de 24 años de edad se acababa de bajar de un autobús, cuando se topó con la persecución de los manifestantes por parte de la GNB y fue detenido. El joven trabaja y estudia en la Universidad Alejandro de Humboldt. No podrá inscribir el cuarto semestre esta semana.

A Linday de Piñate, mamá de Jefferson, le brotaron las lágrimas frente a los micrófonos. “Lo vi el domingo. Está decaído. Me pide que lo saque de la cárcel. Le dije que como sea lo voy a sacar de ahí, porque no ha cometido ningún delito, no ha hecho nada malo”.

Jefferson tiene 24 años y está recién graduado de Administración en el Colegio Universitario José Lorenzo Pérez Rodríguez. Trabaja para cubrir sus gastos y para ayudar a pagar la universidad de su hermana menor.

“Miren a estos muchachos con ojos de misericordia”, implora Lorena Tavares, madre de José Manuel Tavares. El muchacho está cursando 5° año de bachillerato y estaba en los preparativos de su graduación. La última vez que su madre lo vio fue hace 3 días y por apenas 10 minutos.

Todas coinciden en que sus hijos están bien físicamente, pero tienen miedo. “Mi hijo lo que hace es pedirme perdón”, dice Carmen Cabrera, representante de Marcos Torres, de 20 años de edad. Torres trabajaba para ayudarla con los gastos mientras esperaba por un cupo en la Unefa. Fue escolta del viceministro de Deportes y recientemente había entrado a trabajar en una empresa telefónica.

Sin juicio. Los cargos que fueron precalificados a estos 10 jóvenes son instigación pública, agavillamiento y, en algunos casos, detentación de artefactos explosivos. El abogado Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano, que acompañaba a las madres, explicó que se trata de delitos que no superan los 6 años y que por tanto no tienen tal gravedad como para que los jóvenes permanezcan en prisión. Pidió que se les dicten medidas cautelares mientras enfrentan su juicio. “Es inhumano privar de libertad a una persona que ni siquiera se ha determinado que cometió un delito”, dijo. Además, indicó que está en curso el proceso de apelación de la medida preventiva de privación de libertad.

Las Cifras
*130 personas, de las 2.577 detenidas desde el 12-F, permanecen privadas de libertad por manifestar, según cifras del Foro Penal Venezolano.

*80 casos de tortura, tratos crueles e inhumanos han sido denunciados ante la Fiscalía.

*8 personas con condiciones especiales han sido detenidas. El último caso es el de Xavier Beckles, con síndrome de Asperger, quien fue detenido el viernes en Ciudad Guayana.