• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Madres del J.M. de Los Ríos denunciaron ante la AN las carencias del hospital

Hospital J.M de los Ríos | Foto: Referencial

Hospital J.M de los Ríos | Foto: Referencial

Los parlamentarios Miguel Pizarro, Manuela Bolívar, José Trujillo y José Guerra recibieron el documento y atendieron las denuncias del grupo de madres y la ONG Prepara Familia 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de ocho madres de pacientes del hospital J.M. de Los Ríos y representantes de la ONG Prepara Familia se reunieron con la Subcomisión de Salud de la Asamblea Nacional este martes, para exponer las carencias del centro asistencial y sus condiciones actuales. Durante el encuentro, las representantes entregaron un comunicado a la comisión.

El texto enumera 14 puntos principales, en el que destacan la falta de insumos, medicinas y alimentos en el hospital. Resaltaron también las fallas en la infraestructura, unidades médicas y averío de equipos médicos, así como el sobre cupo que tiene la hospitalización y las condiciones de alojamiento en las que se encuentran sus hijos.

Los parlamentarios Miguel Pizarro, Manuela Bolívar, José Trujillo y José Guerra recibieron el documento y atendieron las denuncias del grupo de madres.

A continuación, el documento completo:

Caracas, 25 de Julio de 2016


                                                                               Comunicado

Nosotras las abajo firmantes, madres de los niños y niñas hospitalizados en el Hospital J.M de Los Rios, queremos hacer del conocimiento público, las diversas problemáticas existentes en el Hospital, situaciones que día a día afectan a nuestros hijos, las cuáles son:

1.- La Alimentación: Actualmente nuestros hijos, reciben los alimentos del Hospital Vargas, aderezados con insectos, tuercas, vidrios y otras cosas, lo que evidencia el mal estado del lugar destinado para su preparación y la falta de medidas mínimas de higiene. La comida llega tarde, fría, sin sal ni azúcar, a veces no llega, no se cumplen las dietas, porque la comida es igual para todos los pacientes, y ya se han denunciado casos de comida, en descomposición o con insectos y objetos. Nuestros hijos, según su edad y su condición, necesitan leche maternizada, de fórmulas especiales, leche completa para elaborar sus teteros. Adicionalmente muchos de nosotros, venimos del interior del País, nuestros ingresos provienen de la colaboración de familiares, en consecuencia, no tenemos recursos, para poder cubrir las faltas de alimentos.

 2.- Medicamentos e Insumos: Nuestros hijos necesitan los medicamentos más básicos como anticonvulsivos, analgésicos, antiinflamatorios, medicamentos para la tensión arterial, vitaminas intravenosas, gotas para nebulización, esteroides, etc. También necesitan insumos mínimos, como yelcos, scalp, alcohol, agua oxigenada, gasas estériles, guantes, adhesivos hipo-alergénicos, así como todos los que la Sociedad Médica del Hospital J.M de Los Ríos, ha solicitado públicamente, para poder cumplir con su trabajo. Los niños de la sala de neurocirugía, necesitan válvulas de presión baja, media y alta, los niños de la sala de nefrología requieren catéteres pediátricos según medidas especiales. La sala de neurocirugía necesita ser habilitada a la brevedad, para lo cual requiere seis aires acondicionados, con lo cual se evita la proliferación de bacterias. Nuestros hijos, no reciben sus medicamentos oportunamente y no cuentan con los insumos, que requieren y corren el riesgo de morir.       

3.- Laboratorio Clínico: Cada día son menos, los exámenes que se pueden hacer en el Laboratorio del Hospital, por falta de reactivos, equipos y hasta por falta de agua, lo que nos obliga como padres, a  buscar donde hacer los exámenes necesarios, convirtiendo la realización de un examen de rutina en un verdadero “Viacrucis”, el cuál se inicia por conseguir los recursos económicos necesarios para realizar los exámenes en centros privados,  por ubicar un laboratorio cercano, que reciba las muestras tomadas en el hospital, que tenga los reactivos para realizar los exámenes, a ser posible a precio solidario o con algún tipo de descuento, luego ver con quien se puede dejar al niño o a la niña, para ir a llevar la muestra, esperar varias horas para ver de nuevo con quien dejar a nuestros hijos, para ir a buscar el resultado. Entre los exámenes que más frecuentemente, se deben hacer en centros privados se encuentran algunos tan básicos como orina simple, heces simples, gases venosos o arteriales, electrolitos, PCR, (VSG se hace en el hospital solo de lunes a viernes) y otros más especializados como HIV, VDRL, PT, PTT y Pro calcitonina.

4.- Anatomía Patológica y Morgue: El servicio de anatomía patológica estuvo cerrado, hasta hace poco, y fue terrible para aquellos casos donde era necesario realizar biopsias, al familiar se le entregaba la muestra y se le decía “tiene que buscar donde hacer la biopsia”. Teniendo en cuenta que la mayoría de los pacientes son del interior del país y que sus familiares no conocen la ciudad, esto era una situación terrible, aunque ya reabrieron la sala, no tiene la capacidad para realizar estudios de inmunohistoquimica, tal como se hacía un par de años atrás, lo que de nuevo obliga a buscar un centro privado donde poder realizar el estudio, se trata de un estudio costoso que se realiza en pocos lugares y que resulta imprescindible en los diagnósticos oncológicos. La Morgue es otro tema importante, solo se encuentra operativa una cava para conservación de cadáveres y muchas veces son más de uno los cuerpecitos, que deben compartir esa única cava, eso después de que a falta de un ascensor, los cuerpecitos deban ser cargados y bajados por una escalera hasta la morgue, esta es una situación indignante, para quien tiene que atravesar el duro proceso de perder a un hijo o hija. Adicionalmente, en los casos de fallecimiento de un niño, nosotras las madres necesitamos ayuda para cubrir el traslado del cuerpo, para realizar el servicio funerario, y no contamos con el apoyo del Estado.

 5.- Equipos Dañados: Los equipos de Rx del hospital no funcionan, el Tomógrafo tampoco, ni el Resonador. El área de radiología está trabajando en un diez (10 %) por ciento de su capacidad.  En los distintos servicios hay equipos que resultan importantes para el diagnostico y tratamiento de los pacientes que se encuentran dañados, por ejemplo el Craneotomo y el Marco Estereotáxico de neurocirugía, el equipo de Nasofibrolaringoscopia de ORL, el equipo para endoscopia de Gastroenterología, el bisturí eléctrico y equipos de entubado de quirófano, los monitores de signos vitales de la emergencia, las bombas de infusión y muchos otros, en consecuencia  los estudios deben hacerse en centros privados, sumando más costos, generando más gastos a nuestras familias, que son de muy bajos recursos económicos y los médicos terminan realizando  las cirugías a la antigua, con los riesgos extras que ello representa.

6.- Quirófanos: No funcionan la totalidad de los quirófanos, ni hay el número necesario de anestesiólogos pero eso se complicó aún más, cuando los quirófanos operativos, comenzaron a presentar fallas de aire acondicionado, obligando a suspender cirugías, a la fecha de elaboración del presente comunicado solo funcionaba un quirófano solo para emergencias, aunado a esto, no necesariamente se da de alta al paciente y eso significa que el niño se queda en el hospital por tiempo indefinido, exponiéndose al contagio de otras enfermedades, algunos servicios continúan ingresando pacientes para cirugía, sin tener la certeza de cuándo podrán realizarlas, todo eso se traduce en hacinamiento de pacientes y madres además del creciente contagio de infecciones intrahospitalarias. Algunos servicios solían realizar “Jornadas Quirúrgicas” donde, quien podía pagaba a un anestesiólogo privado, externo al hospital para que se realizara la cirugía a su hijo, dichas jornadas se realizaban los fines de semana, sin afectar el normal desenvolvimiento del hospital beneficiando, obviamente a quien podía pagar, pero también a quien no, porque se acortaban los tiempos de espera por cupos quirúrgicos, lamentablemente las “Jornadas Quirúrgicas” fueron suspendidas por la Dirección del Hospital, sin ofrecer alternativas. Cada servicio, maneja ciertos criterios de acuerdo a sus pacientes y patologías tratadas, pero ya hay servicios que solían operar varios días a la semana que han anunciado que solo operaran cada quince (15) días.

7.- Servicio de Hemodiálisis: atraviesa uno de sus peores momentos, han tenido fallas de agua, fallas en el mantenimiento de las maquinas y deterioro. De un total de once (11) maquinas existentes, solo nueve (9) están actualmente en funcionamiento, y de esas nueve (9) seis (6) están actualmente operativas porque las madres del servicio, compraron el material necesario, para hacerles mantenimiento, ya que a falta de maquinas a los niños, se les realizaban diálisis de menor tiempo de duración, para poder atenderlos a todos. A esto se suma, que la lista de pacientes en espera de un trasplante, crece a pasos agigantados, en gran medida debido a la falta de reactivos, que permitan realizar pruebas de compatibilidad, para la donación de un riñón por parte de sus familiares.

8.- Limpieza, Higiene y Asepsia: Los lugares destinados para realizar las curas, no se limpian de la manera adecuada, no hay papel de camilla y se usa ropa de quirófano para cubrir las camillas y en ellas se acuesta a varios pacientes, uno tras otro, sin que se cambie, a menos de que estén evidentemente muy sucias, es común ver insectos recorriendo todo el hospital y las salas de cura no son la excepción.  En la mayoría de los casos las habitaciones son aseadas por las madres, con insumos que ellas mismas compran, en muchos casos lo mismo ocurre con los baños, solo en ciertos servicios críticos, se toma la previsión de limpiar las camas antes de ingresar a un nuevo paciente, con el mismo coleto o mopa con que se limpian los baños se suele limpiar las habitaciones, no se limpian las cunas, no se coloca bolsas en los recipientes destinados para la basura y se lavan en pocos casos muy de vez en cuando. El personal de limpieza presenta graves fallas, en el suministro de lo necesario, para realizar su labor.

9.- Ascensores: El Hospital cuenta con un total de nueve (9) ascensores, de los cuales solo tres (3) están operativos. Uno en la torre de consulta que colapsa cada mañana porque debe trasladar a pacientes, personal médico, de enfermería, personal de seguridad, personal de mantenimiento, personal administrativo, personal de seguridad y todo el que deba ir a la torre, el otro dejo de funcionar a raíz de las lluvias porque la sala de maquinas se inundó. Uno en la torre de laboratorio y Rx, si se quiere el mas nuevo y el que parece estar en mejores condiciones, pero es subutilizado ya que Rx no funciona, al laboratorio se llega por piso 1 desde la torre de consulta y en esa torre esta solo un servicio de hospitalización. Y por ultimo uno en la torre de hospitalización que tiene el peso de trasladar pacientes a los diferentes servicios de hospitalización, pacientes oncológicos ambulatorios que acuden a recibir quimioterapia, médicos, enfermeras, estudiantes de enfermería, visita, jóvenes, fundaciones y ONG´s que realizan labor social, la comida, los cuerpos de los fallecidos en esa torre, los insumos médicos y hasta la basura y todo eso sin que al menos el sistema de ventilación del ascensor funcione.

10.- Baños: Casi no hay baños operativos en todo el hospital, mayormente debido al colapso por aguas negras o falta de piezas. En la torre de consulta, existe un baño público en cada piso, pero ninguno funciona, los baños internos de los servicios de consulta, están en su mayoría inoperativos, el baño del área comercial es un chiquero de agua porque para usarlo, debes cargar un potecito con agua para bajar la poceta, en la torre de hospitalización la realidad no es muy diferente, la mayoría de los servicios cuenta con solo una poceta para niños y madres, en la mayoría no hay agua caliente, solo hay una ducha para 20 o más personas y un solo lavamanos, no hay bañeras para los niños más pequeños y es común encontrar ropa guindada por fallas en el servicio de lavandería.

11.- Condiciones de Alojamiento: Los niños son ingresados, donde se puede y es común ver niños grandes en cunas en ciertos servicios y niños pequeños en camas en otros, las madres duermen en pésimas condiciones, prácticamente en el piso, hay unos sofá-camas de goma espuma, que fueron donados por una empresa privada que ya cumplieron su vida útil y en algunos casos hasta huelen mal, pero a falta de otra cosa es donde duermen las madres, hay servicios donde ni siquiera eso tienen y deben dormir en sillas. Es común que las madres deban comprar bombillos para el alumbrado de las habitaciones. Existe hacinamiento en las habitaciones, ya que en la gran mayoría conviven cuatro pacientes y sus mamás, en consecuencia, el pequeño espacio de la habitación es utilizado por ocho (08) personas.

12.- Cupos para Hospitalización: El Hospital cuenta, a la fecha del 22-07-2016, con 109 niños hospitalizados y de acuerdo con la información difundida por la Sociedad Médica, el hospital dispone actualmente de menos de la mitad del cupo de hospitalización total, esto debido a que muchas áreas han debido cerrarse por un colapso en las tuberías de aguas negras, los servicios fueron movidos de su lugar original, quedando algunos servicios sin áreas de hospitalización para sus pacientes. El área de Emergencia, se ha convertido, en la elegida para hospitalizar a los pacientes oncológicos de Hematología y Oncología que lo ameritan inevitablemente, incluso se han dado casos de pacientes oncológicos, con complicaciones infecciosas, ingresados en camillas de triaje a falta de una cama donde poder ingresarlos.

13.- Los insectos: A pesar de que hace algunos meses se realizo una fumigación, la problemática con las chiripas es terrible, se pasean entre los pacientes, no hay áreas donde no se les vea, están por igual en la torre de consulta, en la de hospitalización y en la emergencia, en algunos casos es tan grave que las madres temen quedarse dormidas y que alguna chiripa osada se les meta en los oídos. Lo mismo ocurre con los zancudos, están en todos los servicios y son muchísimos, los médicos y familiares han contraído zika o chicungunya,  a veces las picadas, son tantas que el paciente pareciera presentar una erupción. Urge una fumigación efectiva, tanto para rastreros como para voladores.

14.-  Pañales y Toallitas Húmedas: Nuestros hijos bebes, y los niños, niñas y adolescentes que, debido a su patología de base, necesitan pañales, atraviesan una situación crítica, nosotras no podemos adquirirlos por varias razones; porque no se consiguen, si llegan a conseguirse el precio es muy elevado y si en algún negocio cercano al Hospital los están vendiendo, las colas son interminables y no podemos acceder a las mismas porque tendríamos que dejar solos a nuestros hijos en el Hospital. Con respecto a las Toallitas Húmedas, las necesitamos porque nos ayudan a solventar el día a día con los niños y niñas.    

Todo lo antes expuesto solo representa algunas de las problemáticas, que afectan día a día a los pacientes del Hospital Pediátrico más grande e importante del país, el Hospital JM de los Ríos.

 Nosotros los representantes de los pacientes, decidimos realizar este comunicado, desde nuestra perspectiva, porque consideramos que quien no ha tenido que estar en el hospital, no puede saber lo que se vive allí y es necesario darlo a conocer para que en consecuencia se tomen los correctivos necesarios, no es un tema político, es un tema Humano, es la salud y la vida de los niños y niñas lo que se está afectando. El Estado es quién tiene la responsabilidad de dar soluciones a las graves carencias que presentamos, exigimos que se cumpla con el derecho a la salud de nuestros hijos, establecido en la Constitución Nacional, los niños tienen derecho a tener una atención médica de calidad, para lo cual deben contar con una infraestructura acorde a las exigencias, medicamentos, equipos e insumos para que los médicos puedan trabajar.

Nota Importante: Los datos de identificación y firmas del presente comunicado, se encuentran bajo resguardo.

Nota: Si puedes apoyarnos, comunícate con nosotros, a través de la Ong Prepara Familia escribiendo al correo preparafamilia@gmail.com o al twiter @preparaflia, o al correo nana541978@gmail.com   

Puedes llevar tus donaciones: sabanas y toallas individuales, ropa para niños y mamas, juguetes, materiales para hacer manualidades, creyones, cuentos, al Centro de Acopio para los niños y niñas del Hospital J.M de Los Rios, ubicado en la Escuela de Puericultura Stella Matutina, avenida Coromoto de La Alta Florida, Caracas, Tlf: 0212-7302401.