• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Liberen a nuestros hijos o rearmamos los campamentos”

Movimiento Estudiantil seguirá en la calle, pero reformulará los métodos de manifestarse para evitar más aprehensiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hoy y mañana serán las audiencias de los jóvenes que pertenecían a los campamentos de protesta de Los Palos Grandes y la plaza Alfredo Sadel y que fueron aprehendidos cuando la Guardia Nacional Bolivariana allanó los asentamientos la madrugada del 8 de mayo.

Sus papás se reunieron ayer frente al PNUD para pedir al gobierno la libertad plena de sus hijos. Nixon Leal, Gerardo Carerro, Gerardo Resplandor, Abril Tovar, Dioris Albarrán, Anderson Briceño, Carlos Pérez, del campamento “Conciencia Nacional”; y Sairam Rivas, Christian Gil y Manuel Cotiz, del “Campamento Resistencia”, tendrán sus audiencias preliminares, donde enfrentarán -en líneas generales- los cargos de instigación a desobediencia de las leyes, agavillamiento, atentado contra la seguridad de las vías, incitación de adolescentes a delinquir y posesión de objetos incendiarios. Los jóvenes serán representados por abogados del Foro Penal.

Damelis de Resplandor indicó que su hijo Gerardo está bien de salud y de ánimo, y que se prepara para la audiencia. “A él lo agarraron dormido, lo despertaron con una pistola apuntándole la cabeza. Es una injusticia que están cometiendo con ellos. Al ver que no son malandros, tienen que dejarlos libres”.

El mismo tono mantuvo Gerardo Carrero, padre del dirigente nacional de la Organización de Jóvenes Venezolanos de mismo nombre. Pidió que reconocieran la inocencia de los muchachos que protestaban de forma pacífica y criticó que el presidente Nicolás Maduro nunca se acercó a ellos para dialogar como lo hizo con representantes de la Mesa de la Unidad Democrática.

“Les pido que liberen a nuestros hijos, porque de lo contrario nosotros armaremos los campamentos hasta que los suelten”, advirtió Carrero.

Reforman la protesta

Representantes estudiantiles de la Universidad Central de Venezuela se reunieron ayer en la plaza del Rectorado de esa casa de estudios para pedir por la libertad de sus compañeros presos.

“No existe sustento para que esos jóvenes sigan presos. El Movimiento Estudiantil no se va a quedar tranquilo hasta ver a nuestros compañeros totalmente libres”, dijo Emerson Cabaña, presidente adjunto de la Federación de Centros Universitarios de la UCV.

Cabañas precisó que exigen que la libertad de los estudiantes sea plena y no con medidas cautelares como ha sucedido con 2.047 personas de las 3.215 que fueron detenidas en protestas desde el 4 de febrero, según cifras del Foro Penal.

Fabiana Garantón, estudiante de Derecho, señaló que aunque seguirán luchando por sus compañeros, cambiarán la forma de protesta. “No queremos que haya más estudiantes detenidos. Hemos descubierto que en Venezuela no hay justicia”.

mjorge@el-nacional.com