• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Jóvenes del sector más pobre están rezagados en la era digital

UCAB /Archivo

El estudio de la UCAB revela que 23% de los jóvenes no trabajan ni estudian / Archivo

Al menos 30% de los muchachos de sectores populares no tiene acceso a la tecnología

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los jóvenes venezolanos han tenido que socializarse en un contexto político distinto al de generaciones anteriores. Esto ha hecho que entiendan que la participación en elecciones, incluso las comunitarias, es la vía para lograr los cambios.

Esta es una de las conclusiones a las que llegó el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello que ayer presentó la versión final de la Encuesta Nacional de Juventud.

El sondeo se realizó entre 4.022 jóvenes, entre 15 y 29 años, con 168 preguntas estructuradas que abarcaron 12 áreas temáticas.

Para Anitza Freites, directora del instituto, uno de los aspectos importantes que reflejó la encuesta es el poco acceso a la tecnología que tienen los muchachos de los estratos económicos más bajos.

“En los jóvenes que viven en zonas menos urbanizadas hay un porcentaje importante que no ha hecho uso nunca de las computadoras y por lo tanto no tiene acceso a Internet. 30% dijo que casi nunca tienen acceso a esas tecnologías. Están rezagados de la era digital”, advirtió Freites.

También destacó que solo 1% de los muchachos hace uso de infocentros. “En cambio hay 24% que acude a cibercafés. O sea que ese programa que buscaba que la gente tuviera acceso a las nuevas tecnologías se quedó en el tiempo, no prosperó”.


Bono demográfico. El estudio señala que solamente el 42% de la población juvenil asiste regularmente a un centro de enseñanza. 10% de la población (alrededor de 670.000, según las proyecciones) apenas alcanzó a completar la primaria o menos. Casi la mitad (46%) trabaja, y 11% comparte esa actividad con los estudios.

Los investigadores encontraron una cifra alarmante: 23% de los jóvenes consultados están desvinculados del estudio o del trabajo. De ese grupo, 7 de cada 10 personas son mujeres y más de 500.000 serían adolescentes.

80% de los jóvenes manifestó interés por la política. Freites explicó que formaron una tipología política de jóvenes integrada por cuatro grupos principales, que asemejan a grupos de otras encuestas más generales: un grupo chavista, uno opositor, uno no alineado a ninguna de esas dos tendencias y otro al que no le interesa la política ni se siente cercano a chavistas u opositores.

Freites asegura que Venezuela no está aprovechando la coyuntura demográfica favorable que atraviesa. En 2005 comenzó la disminución del número de dependientes infantiles por personas en edad de trabajar. Se calcula que ese bono demográfico se extienda hasta 2049.

“El país debe hacer un gran esfuerzo para invertir en juventud de forma racional y sostenida, y no con programas que son como espasmos, que se inician pero no les hacen seguimiento”, destacó Freites.

Una variable estrechamente relacionada con el difícil acceso al trabajo y a la poca inversión en los jóvenes es el logro de la emancipación. De cada tres jóvenes, dos siguen viviendo en su hogar de origen, sobre todo en el caso de los varones.