• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Jóvenes demandan mejores escuelas técnicas en el país

Instituto de la Juventud participó en Seminario de Políticas Públicas | Foto Archivo El Nacional

Instituto de la Juventud participó en Seminario de Políticas Públicas | Foto Archivo El Nacional

El segmento de la población entre 15 y 29 años de edad reclama mayor capacitación y espera que las empresas le ofrezcan una oportunidad, aunque carezcan de experiencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quieren más oportunidades de trabajo, necesitan saber sobre las leyes que los protegen, anhelan la ocasión para capacitarse en el ámbito laboral, desean ser formados en materia de emprendimiento, y demandan que se retome la creación y el mejoramiento de las escuelas técnicas en el país.

Son los jóvenes venezolanos segmentados en una edad comprendida entre los 15 y 29 años, que expresaron sus demandas a encuestadoras privadas como la empresa Gis XXI, así como también a la Universidad Católica Andrés Bello, datos que fueron presentados ayer en el seminario “Políticas Públicas de Juventud en Venezuela”, un evento organizado por el Equipo de Formación, Información y Publicaciones, que contó con el apoyo de la Unión Europea y el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Berimar Sánchez, del EFIP, lo resumió de manera sencilla. Dijo que las políticas públicas diseñadas para la juventud venezolana deben enfocarse en habilitar a los jóvenes para el mercado laboral y ayudarlos a insertarlos en él, a pesar de que estos no cuenten con la experiencia requerida. Sánchez aseguró que las propuestas de los muchachos fueron expresadas en cursos realizados durante campamentos formativos.

Matilde Parra, del Proyecto Juventud UCAB, citó tres pasos imprescindibles para la juventud encuestada: quieren conocer sus derechos, que se definan políticas públicas que los impulsen a crecer y que sus propuestas sean tomadas en cuenta. Parra citó la Encuesta Nacional de Juventud 2013, realizada por la UCAB, para llamar la atención sobre 52% de la muestra: trabaja o busca empleo. De estos, más de 50% no recibe beneficios laborales, 71% no participa en organización sindical alguna, 47% labora en empleos no calificados, 40% trabaja en el sector privado y 17% en el público.

La investigadora alertó sobre la mala percepción que tuvieron los jóvenes hace dos años respecto al país: en aquel momento 70% vio la situación como “mala” o “muy mala” y 53% consideraba que empeoraría en el futuro. A pesar de esto insistieron en reclamar más formación técnica vocacional, pedir la ampliación del marco legal para el diseño de políticas que integraran a grupos minoritarios como mujeres, indígenas, discapacitados y afrodescendientes, entre otros, y que se tomara en cuenta la diferencia entre los ambientes rurales y urbanos al momento de pensar en el diseño de programas para los jóvenes.

La inquietud de pensar políticas que favorezcan a los jóvenes tiene que ver con la transición demográfica inédita que vive el país entre los años 2010 y 2040. En este período, Venezuela tendrá la población más numerosa en edad productiva (15 a 64 años), aproximadamente 23 millones de personas, en promedio.

Este lapso, único en la historia de la nación, se conoce como Bono Demográfico: 65% de la población es apto para trabajar y más de 20% se concentrará entre los 15 y los 24 años de edad. “Se trata de la mayor oportunidad para desarrollar al país, pues los jóvenes representan la fuerza y la capacidad para sacarlo adelante”, dijo en el evento Jorge Caro, del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Dámaso Briceño, del Instituto Nacional de la Juventud, mostró otros datos: señaló que a diferencia de la década de los 80, se ha incrementado la inversión social en 60,7%; hay un aumento de 27,11% en alumnos de la educación media, la pobreza extrema bajó a 5,4%, el nivel de desarrollo humano es muy alto según las Naciones Unidas (0,76%) y ahora hay más de 2 millones de estudiantes universitarios, cuando en 1998 solo había 900.000.

El Dato
El artículo 79 de la Constitución Bolivariana de Venezuela establece que los jóvenes tienen el derecho y el deber de ser hombres activos del proceso de desarrollo: “El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, creará oportunidades para estimular su tránsito productivo hacia la vida adulta y, en particular, para la capacitación y el acceso al primer empleo, de conformidad con la ley”. En el foro comentaron que actualmente no se hace lo suficiente para hacer cumplir con este artículo.

La Cifra
70% de los jóvenes creyó cuando fueron encuestados por la Enjuve, en el año 2013, que la situación del país era “mala” o “muy mala”.