• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Inversión de 4 millardos de dólares no salvó a Venezuela de la crisis

Pacientes siguen encomendándose a Dios ante escasez | Foto Manuel Sardá

Foto Manuel Sardá

Min Salud no aclara estatus de construcción de plantas. La memoria y cuenta indica que desde 2011 se establecen convenios con China, Cuba, Argentina y Uruguay para adquirir medicamentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los convenios internacionales que ha adquirido Venezuela desde 2011 relacionados con el sector salud ascienden a 4.091.696.266,73 dólares, de acuerdo con la memoria y cuenta del Ministerio de Salud de 2015. Solo el año pasado, para los contratos con Argentina, Cuba, China, Uruguay y la Organización de Naciones Unidas se ejecutaron 1.405.005.439,88 dólares para adquisición de medicamentos, insumos y equipos médicos, que no paliaron la situación de escasez que vive el país. La Federación Farmacéutica Venezolana aseguró que en enero el desabastecimiento era de 80% y en febrero la Asamblea Nacional decretó una crisis humanitaria.

“El drama nuestro no es el dinero, sino el manejo. Hay una incapacidad de gestión del gobierno por la centralización de las actividades económicas. Y hay que preguntarse si alguien se enriquece con esos convenios, por qué se compran productos con fecha cercana de vencimiento y por qué hay dólares para convenios internacionales pero no para el sector farmacéutico nacional”, critica José Díaz Polanco, miembro del Observatorio Venezolano de Salud.

Lo invertido en 2015 en convenios equivale a 23% de la deuda de 6 millardos de dólares que mantenía el gobierno con las farmacéuticas locales (una parte se canceló esta semana con bonos de Pdvsa).

La memoria y cuenta es escueta en cuanto a lo que se adquirió, quién ejecuta los proyectos y quién provee los fondos. En la sección dedicada a Barrio Adentro aseguran que la fundación, que en 2015 fue manejada por Defrén Camejo y Marelia Guillén, es la encargada de supervisar los convenios con “países como Cuba, Portugal, China y Colombia”. En 2016 se nombró a Henry Ventura, ex ministro de Salud, como presidente de Barrio Adentro.

Los montos analizados solo corresponden a fondos en dólares, pero en algunos casos también hubo inversión en bolívares y en yuanes. El mayor gasto planificado fue para Cuba, con 832 millones de dólares –solo se cancelaron 582 millones de dólares–, con lo que se debía traer medicamentos genéricos y biológicos, vacunas, reactivos para laboratorios y hacer mantenimiento de equipos médicos. De la empresa Farmacuba provenían las cajas de iodopovidina que estaban vencidas en el Sefar en febrero pasado.

A Argentina se destinó el segundo gasto más alto: 664 millardos de dólares. En ese caso sí se especifica que Pdvsa provee los fondos. Se mantuvo el acuerdo de mantenimiento a los equipos de radioterapia con la empresa Invap, se adquirieron fármacos con las empresas Elea SACIFB y Bagó S. A., y se adjudicaron montos a Esme SAI, Microsules y Farmamed SRL para servicios que, como otros datos, no fueron precisados en la memoria y cuenta.

A la empresa china Meheco se le entregaron 124 millardos de dólares para traer, sin especificar, 113.818.776 unidades de material médico-quirúrgico, 17.477 unidades de material instrumental, 1.829.750 de insumos odontológicos y 9.935 de material traumatológico. Meheco es la misma proveedora de los guantes que en febrero fueron encontrados vencidos en el Sefar. Con China, además, se continuaron contratos suscritos en 2011.

Uruguay, que debía 6 millones de dólares a Venezuela por el arreglo del Hospital Manuel Quintela, pagó la mitad con el envío de 12 medicamentos que no precisa el documento, y pagará lo que resta del mismo modo. De todas formas se pidieron medicinas oncológicas y esenciales por 32.814.667,18.

“Nadie sabe cuáles son las metas alcanzadas de ninguno de los proyectos. Habría que hacer una auditoría cuidadosa. Siendo montos tan elevados es asombroso que no haya detalle, cuando sí lo dan en inversiones pequeñas como la compra de 100 mosquiteros”, dice José Félix Oletta, ex ministro de Sanidad. 

Contratos de los que no se habla

Carlos Walter, director del Centro de Estudios del Desarrollo de la UCV, destaca algunos puntos olvidados en la memoria y cuenta de 2015 de Min Salud:

1.     Con Colombia iba a construirse la Planta Productora de Medicamento Liofilizados y Carbapenems a partir de 2011. Ese año se fijó la ubicación en Guacara, Carabobo, en 2012 comenzaron las obras y a los meses se paralizaron. En la memoria de 2013 cambiaron el sitio a Lagunillas, Mérida, y al año siguiente a San Felipe, Yaracuy. Sin haber culminado la planta –o haber tenido un lugar cierto de construcción siquiera– se contrataron 45.576.327 dólares con la empresa china Meheco para traer materia prima. Parte de los fármacos comprados se vencieron entre noviembre y diciembre de 2015 en el Sefar, de acuerdo con la información de la memoria y cuenta de 2013.

2.     En 2011 se inició el proyecto de construcción del Complejo Industrial Farmacéutico de Producción de Medicamentos Esenciales para producir 125 fármacos. Aunque se dijo que el financiamiento lo daría el Fonden y se calculó que costaría 96.628.170 dólares, no se conoce el monto total asignado. Los movimientos de tierra para ubicar el complejo se hicieron en Yare, estado Miranda, pero desde 2013 no se informa sobre el proyecto que debía concluirse en 2014.

3.     En 2011 se anunció la Planta de Fluidoterápicos que se haría con China. La memoria y cuenta de 2014 dice que en ese año se conciliaron los conceptos para la construcción. En 2015 no se menciona en el informe de Min Salud.

4.     Como presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello visitó el año pasado Brasil para garantizar acuerdos de abastecimiento de comida, medicamentos y material hospitalario. Aseguró que había logrado la cooperación, pero el único convenio que se menciona en el informe es el de “Fortalecimiento e integración para lograr la eliminación de la oncocercosis en el área Yanomami”. Cabello no indicó cuánto se invertiría en los productos brasileros ni cuánto se recibiría a cambio.


CIFRAS

$ 813,8 millones se gastó en salud visual y bucal en convenio con Cuba entre 2013 y 2014. 197 millones más costó el “Buen vivir del diabético”


millones de dólares costó en 2012 la asistencia técnica de dos plantas de medicamentos con Colombia. No hay información al respecto